SÍGANOS EN

Liberación - Órgano de Prensa

VOTAR CONTRA MILEI Y DERROTAR A ESTE FASCISTA

Publicado

el

Luego seguir la lucha contra el gobierno de “unidad nacional” de Massa y el FMI

                En las PASO del 13 de agosto y en las elecciones del 22 de octubre, el Partido de la Liberación (PL) de Argentina votó a Myriam Bregman y las listas del FITU, porque teníamos coincidencias con esa izquierda en asuntos tan importantes como el no pago de la deuda externa, romper con el FMI y terminar el ajuste que el gobierno actual lleva contra la clase trabajadora y sectores populares, en defensa de los derechos humanos, etc. Estamos orgullosos de haber votado a favor de esas posiciones, que defendemos hace décadas en la lucha de calles.

                Desgraciadamente, el próximo 19 de noviembre no habrá lugar para una candidata de izquierda, ni siquiera para uno del campo popular. Disputan la presidencia un fascista como Javier Milei, de La Libertad Avanza, y un derechista como Sergio Massa, de Unión por la Patria, ex Frente de Todos, ex Frente de la Victoria, ex Frente Renovador, etc.

                En esas circunstancias concretas y desgraciadas, el PL llama a votar contra Milei y derrotar a este fascista que fue creciendo como político de la mano de monopolios como Aeropuertos Argentina 2000, del grupo Eurnekian, y antes la AFJP Máxima, del Banco británico HSBC. Al calor de la crisis, fomentada por aquellos monopolios y con el peso sofocante de la deuda externa ilegítima contraída en 2018 por Mauricio Macri con el FMI, Milei fue apareciendo como una alternativa política. Se vio muy favorecido por el desencanto de gran parte de la población frente al gobierno de Alberto Fernández, Cristina Fernández y Sergio Massa, que convalidaron la deuda con el Fondo, practicaron un duro ajuste antipopular y llevaron la inflación a las nubes. Con todo eso a favor Milei salió primero en las PASO, con 30 por ciento de los votos, y en la primera vuelta fue segundo con un porcentaje similar, entrando al balotaje.

                Es un fascista que justifica a la dictadura genocida de Videla y niega el terrorismo de Estado y su secuela de 30.000 desaparecidos. Propone un ajuste más brutal que el que hoy exige el Fondo y ejecuta el gobierno actual. Quiere privatizar la educación pública y la salud, propone eliminar la moneda nacional y dolarizar la economía, dinamitando el Banco Central. Privatizará YPF y Aerolíneas, ajustará más a los jubilados y volverá a las AFJP privadas. Practica el negacionismo y la violación de los derechos humanos, desconoce los derechos de las mujeres y la ESI, quiere la libre portación de armas y la venta de órganos, etc. Y en política internacional se alineará incondicionalmente con Estados Unidos e Israel, las potencias que hoy están cometiendo genocidio contra Gaza y Cisjordania, con más de 8.300 palestinos muertos, sobre todo niños y mujeres. Milei también dijo que rompería con China, Brasil y el Mercosur, e incluso con el Papa y el Vaticano. Coherente con ello considera que la izquierda es una basura. Y la basura -dice – hay que barrerla y enterrarla…

                Por esto el 19 de noviembre hay que votar contra Milei e impedir la llegada al gobierno de semejante fascista, amigo de los neonazis de Vox de España y Bolsonaro de Brasil. Si ya teníamos suficientes razones para votar en su contra, el pacto que se realizó en estos días entre Milei, Bullrich y Macri, agregó una razón más: lo apoya el PRO, el sector más reaccionario de Juntos por el Cambio que entre 2015 y 2019 nos endeudó con el FMI, cerró miles de Pymes, sumó desocupados y pobres, aumentó ganancias de los monopolios y bancos, entregó más aún nuestras Malvinas a los ingleses, agredió a pueblos hermanos como Cuba, Venezuela y Nicaragua, y dio carta libre a la Gendarmería para desaparecer a Santiago Maldonado en Chubut, en medio de la represión a los mapuches; y a Prefectura para asesinar a Rafael Nahuel en Río Negro, aumentó los casos de “gatillo fácil” con las felicitaciones al policía Chocobar y encarceló a numerosos presos políticos. Todo eso hay que tener en cuenta, además de los múltiples casos de corrupción que pesaban contra  Macri.

                Por eso el PL llama a votar contra Milei, para derrotarlo. No caben las “terceras posiciones”, ni el voto en blanco, ni la seudo neutralidad, ni el voto impugnado que adoptan otras fuerzas del campo popular, por caso parte del FITU. Ni hablar de las posturas de los ahora enojados radicales como el represor Gerardo Morales, o Elisa Carrió, o el sector de Rodríguez Larreta. Morales, Carrió y Rodríguez Larreta son una porquería política. Hoy no hay neutralidad que valga cuando están en serio riesgo las pocas conquistas sociales y democráticas que nos quedan en esta democracia burguesa con la que no se come, ni se educa, ni se cura.

                Por supuesto que nuestro Partido sabe bien quién es Sergio Massa, un peronista de derecha que en 2011 rompió con el kirchnerismo por derecha y fue factor importante con su candidatura para que Macri ganara el balotaje de 2015 (¡algo que el kirchnerismo le endilgó a la izquierda!). Macri lo llevó al Foro de Davos en enero de 2016, justo cuando Morales encarcelaba a Milagro Sala en Jujuy. La bancada renovadora de Bossio y Caamaño votó al macrismo casi todas las leyes en Diputados. El libro ArgenLeaks lo ubica a Massa como el más asiduo visitante de la embajada yanqui en 2009-2013 y sus contratos en Tigre con el Manhattan Institute del comisario William Bratton. Luego profundizó su amistad con funcionarios del Departamento de Estado como Juan González y asesores de la Casa Blanca como Jake Sullivan. Por eso el PL califica a Massa como hombre de la Embassy.

                A ese prontuario de Massa hay que añadirle todo lo actuado desde 2019 en la titularidad de la Cámara de Diputados, desde agosto del 2022 en Economía y ahora como candidato presidencial: ajuste, pobreza, devaluaciones, inflación, pago de la deuda, agrodólares, acuerdos con los monopolios, etc. Su eventual gobierno dará continuidad al ajuste fondomonetarista y profundizará el modelo extractivista agrosojero minero exportador, buscando negocios para esas corporaciones y divisas para pagar la deuda eterna. Y encima lo hará con un gobierno con su amigo el represor Morales, otros dirigentes radicales, peronistas de derecha y hasta gente de Milei, según Massa declaró.

                El PL es opositor al gobierno que Massa integra y en el caso que llegue a la Casa Rosada profundizará esa oposición. Llamamos hoy a votar contra Milei pero al mismo tiempo convocamos a un frente popular, democrático, antiimperialista y antifascista, para apoyar a las luchas obreras y populares ahora y después del 10 de diciembre. Para salir de la crisis se necesita mucha rebelión popular y un gobierno popular, no un gobierno del fascista Milei ni uno del peronismo de derecha de Massa.

PARTIDO DE LA LIBERACIÓN

30 de octubre de 2023

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

six + three =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación