SÍGANOS EN

Nacionales

SINDICAL

Publicado

el

Crueldad de no repartir comida y corrupción de Pettovello

            En el escándalo de alimentos sin repartir desde hace seis meses, el ministerio de Capital Inhumano ensayó todo tipo de explicaciones mentirosas para intentar justificar que al gobierno de La Libertad Avanza no lo conmueve el hambre ni la pobreza en aumento.

            Sandra Pettovello está en el ojo de la tormenta, aunque Javier Milei se empeñe en defenderla. “… los muy corruptos salen en manada a denunciar falta de sensibilidad social, cuando en rigor están defendiendo el quiosco/curro. AMORALES, HIPÓCRITAS, CHORROS Y MENTIROSOS”, expresó en su cuenta de X. Todas las pruebas y actuaciones judiciales apuntan a la corrupción en ese súper ministerio, pero los corruptos serían los otros.

            Cuando el periodista Ari Lijalad denunció en El Destape, el 22 de mayo pasado, que 5 mil toneladas de alimentos estaban en los depósitos de Villa Martelli, provincia de Buenos Aires y en Tafí Viejo, Tucumán, el gobierno lo desmintió. Lo hizo el vocero presidencial Manuel Adorni y los funcionarios de aquel ministerio, incluida su titular. Fue la primera de una serie de mentiras.

            Luego de la denuncia judicial de Juan Grabois, el juez federal Sebastián Casanello ordenó al gobierno que debía presentar un plan para el reparto de esos alimentos.

            Se trataba de 3.146.707 kilos de yerba, 1.173.815 kilos de leche en polvo, 479.261 botellas de 900 ml de aceite, 137.796 kilos de puré de tomate, 81.148 kilos de garbanzo, 20.416 kilos de harina de trigo y maíz, y otras cantidades de arroz con carne y con hortalizas, arvejas, guiso de lentejas, fideos, pasas de uva y huevo en polvo.

            Una imagen que habla más que cualquier discurso: ollas vacías en los comedores populares, alimentos almacenados sin repartir y un gobierno que se niega a distribuirlos a través de las organizaciones sociales.

            La segunda mentira del gobierno fue decir que esos alimentos no eran para comedores sino para “emergencias y catástrofes”. No fueron usados, por ejemplo, para ayudar a la población de Bahía Blanca ante el tornado de diciembre, que dejó 13 muertos, decenas de heridos y familias sin techo.  

POBREZA EN AUMENTO

            Según el informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina, la pobreza pasó del 44,7 por ciento en el tercer trimestre del 2023 al 55,5 por ciento en el primer trimestre de este año. La indigencia pasó del 9,6 por ciento al 17,6 por ciento, casi se duplicó.

            La Canasta Básica Total (CBT), que marca el límite de la pobreza, fue en abril de 828.158,19 pesos. En mayo se calcula que aumentó a casi un millón de pesos. Pero la mayoría de las familias perciben ingresos muy por debajo de ese monto, que además no contempla el costo de la vivienda (alquiler o cuota). Por eso se explica que la indigencia afecte a 7,8 millones de compatriotas, que no alcanzan a cubrir las cuatro comidas diarias. Más de la mitad de esas personas, la mayoría infancias, están en situación de hambre severa. Y todo ello en el país productor de alimentos por excelencia. Esa es la contradicción más cruel de nuestro país.

            Desenmascarado en sus mentiras e inoperancia, finalmente el ministerio de Capital Inhumano tuvo que repartir alimentos cuya existencia negaba hasta hace pocos días. Pero siguió negándoles esa asistencia a los 41.000 comedores y merenderos que funcionan en el país, sostenidos con mucho esfuerzo por organizaciones sociales, la mayoría de ellas conformadas por mujeres de las barriadas, quienes le ponen el cuerpo a las crisis.

            El gobierno firmó un convenio con la organización CONIN, cuyo presidente es el médico Abel Albino, que posee 64 centros de distribución, con comedores y merenderos. Por ahora, el reparto será de 465 mil kilos de leche en polvo, y su entrega está a cargo del Ejército, operativo que comenzó el 4 de junio.

            ¿Por qué la preferencia a CONIN? No hay ninguna auditoría sobre la totalidad de las organizaciones que brindan asistencia alimentaria a la población, que permita asegurar que esa organización sea más transparente que otras a quienes el gobierno les niega esos productos, próximos a vencer.

            La explicación es política. Albino es un médico pediatra, del Opus Dei, que se opone al aborto y a los métodos anticonceptivos, incluso para evitar enfermedades de transmisión sexual. Para este personaje cuasi-medieval, el mejor anticonceptivo es la “virginidad” de las mujeres.

CORRUPCIÓN

            A la gravedad de este escándalo se sumó la destitución de Pablo de la Torre, como fusible de la corrupción que se destapó en ese ministerio, por la creación de un sistema de recaudación política ilegal montado en torno a contratos con la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), para la compra y distribución de alimentos. Según el gobierno, Pettovello no sabía nada de estos convenios, sin embargo su firma está en ellos.

            La denuncia por “malversación de caudales, cohecho activo y pasivo, administración fraudulenta y asociación ilícita atento la cantidad de personas involucradas” la realizó el abogado Leonardo Martínez Herrero y se basa en una planilla donde figurarían pagos a una lista de “contratados” que facturaban a la OEI con fondos públicos, para cumplir tareas, con una retención de entre 10 y 12 por ciento de los montos percibidos, que iban a una “cajita” cuyo destino se desconoce. Varios eran rugbiers que no cumplían tarea en el ministerio de Pettovello ni en la OEI. O sea, el gobierno que tanto despotrica contra los “ñoquis” en el Estado, está acusado de pagar sobresueldos por 120 millones de pesos, nada menos que de fondos públicos que deberían servir para la ayuda social que tanto necesitan millones de compatriotas.

            Todo podrido en este gobierno. La “casta” goza de muy buena salud.

LUCHA Y RESISTENCIA

            Frente a un gobierno que hambrea y entrega la soberanía alimentaria, se hace más necesaria la profundización de la lucha, como lo están haciendo los movimientos sociales que no resignan la movilización a pesar de la represión de la ministra Bullrich.

            Desde las Agrupaciones de Base Clasistas – ABC apoyamos la Carpa contra el Hambre frente al ministerio de Capital Inhumano, que han instalado las organizaciones  populares. También fue muy valiosa la lucha de docentes y otros sectores en Misiones.

            La movilización del 12 de junio contra la Ley Bases fue otra demostración de repudio a Milei, de un sector del movimiento obrero y los movimientos sociales, en particular de la izquierda y los sectores más combativos, para derrotar el gobierno facho libertario de LLA. Ahora esa lucha debe profundizarse.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + fifteen =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación