SÍGANOS EN

Internacionales

PLATAFORMA ANTIIMPERIALISTA INTERNACIONAL

Publicado

el

15 de Mayo de 2023

Declaración de Seúl: La marea creciente de la guerra global en el este de Asia

            Nosotros, los participantes en la conferencia internacional de la Plataforma Mundial Antiimperialista en Seúl, declaramos lo siguiente:

    Que la escalada de la guerra en Ucrania fue provocada por la alianza imperialista de la OTAN encabezada por Estados Unidos, que entrenaba y dirigía a sus fuerzas neonazis, que saquearon a la población y los recursos del país y transformaron su ejército en una fuerza delegada, para ser utilizada como un ariete en una búsqueda imperialista de larga data para destruir la integridad, la soberanía y la independencia de Rusia y abrir su vasto territorio al saqueo sin restricciones de las corporaciones y financieros occidentales.

    Que la misma alianza imperialista agresiva está presionando para abrir más frentes en su guerra impulsada por las ganancias en el este de Asia, y con este fin ha pasado décadas creando ejércitos delegados en Taiwán y Corea del Sur, que espera usar de manera similar para destruir la integridad, soberanía e independencia de China y la RPDC, abriendo su pueblo y sus recursos a la dominación y superexplotación imperialista.

    Que estas regiones, aunque separadas por miles de millas, están íntimamente conectadas, formando dos frentes en una guerra global que está siendo conducida y acelerada por los imperialistas, quienes están tratando de apuntalar sus márgenes de ganancias y preservar su sistema fallido por todos los medios necesarios.

    Que el pueblo de Corea del Sur, sufriendo bajo la triple carga de la crisis económica mundial, la explotación capitalista y la dominación imperialista, ha vivido durante los últimos 78 años como súbditos coloniales de los EE. UU., cuyas bases dominan su país, cuyos oficiales dirigen sus fuerzas armadas, cuyos financieros controlan su economía, y cuyos servicios secretos dirigen todo el entramado de su vida social y política.

    Que el rearme de Japón tiene como objetivo reforzar las estructuras militares estadounidenses en el Pacífico y reforzar los ejércitos delegados a disposición de los imperialistas para llevar a cabo sus guerras planificadas contra China y la RPDC.

    Que el títere fascista Yoon Suk-yeol y su gobierno en Seúl están actuando en nombre de sus pagadores estadounidenses y vendiendo los intereses de sus compatriotas coreanos al pronunciar declaraciones cada vez más belicosas e imprudentes que indican su disposición a catapultar al país a la guerra en cualquier momento. momento.

    Que al realizar incesantemente ensayos provocativos para la guerra nuclear y para las ‘operaciones de decapitación’ de liderazgo contra la RPDC en suelo surcoreano, sobre el espacio aéreo surcoreano y en aguas surcoreanas, la ‘alianza tripartita’ entre Estados Unidos, Japón y Corea del Sur encabezada por EE UU está forzando al pueblo y el ejército de la RPDC en pie de guerra permanente, sin saber nunca cuándo uno de estos ‘ensayos’ podría usarse como tapadera para una invasión real.

    Que la mejor defensa para el pueblo coreano de esta locura es la emergente triple alianza del norte de la RPDC-China-Rusia, cuya creciente cooperación en las esferas militar y económica ofrece la esperanza de escapar de las garras del imperialismo a los pueblos de toda la región.

    Que al utilizar al pueblo coreano y la tierra como meros peones desechables en sus movimientos para controlar el territorio y los recursos de lo que claramente ven como un ‘gran tablero de ajedrez’, tal como lo han hecho con el pueblo de Ucrania y se están preparando para hacer con el pueblo de Polonia, los estados bálticos, Taiwán y otros lugares, los imperialistas están demostrando una vez más lo poco que les importan las vidas de las masas de la humanidad.

    Que al hacerlo, están revelando claramente que a pesar de todo su discurso posterior sobre el ‘nunca más’, los ‘derechos de las naciones’, los ‘derechos humanos’ y la ‘igualdad’, sus actitudes supremacistas siguen siendo las mismas desde los días en que lanzaban trabajadores del mundo en las trincheras y frente a los cañones de la Primera Guerra Mundial.

    Que no importa quién dispare el primer tiro en cualquier escalada de las guerras que se están incubando en Corea del Sur y en Taiwán, los ejércitos de la RPDC y China lucharán en una guerra de autodefensa y liberación nacional.

    Que el que está provocando la confrontación nuclear, y que ha empujado a tantos otros estados a desarrollar estas armas supremamente destructivas para no ser forzados a la sujeción colonial, es el imperialismo estadounidense. Que EE.UU. es el único país que ha utilizado estas armas, y que sólo lo hizo cuando estaba seguro de que no habría represalias en misma especie.

    Que la única manera de asegurar el desarme nuclear global completo es destruir de una vez por todas el sistema global capitalista-imperialista de producción para el beneficio y la explotación del hombre por el hombre y de la nación por la nación. En esta búsqueda, toda la humanidad progresista debe estar firmemente del lado de aquellos que luchan contra la alianza neonazi de la OTAN, sin importar en qué parte del mundo se encuentren o cuál sea su sistema social actual.

    Que la principal contradicción en el mundo de hoy es la que existe entre el bloque imperialista de la OTAN liderado por Estados Unidos y la masa de la humanidad que sufre, y que la tarea principal de los socialistas y antiimperialistas es maximizar las fuerzas que pueden unirse para derrotar a este enemigo de la dignidad humana y el progreso.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

11 − 5 =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación