SÍGANOS EN

Sindical

Los Potenciar Trabajo a la órbita del Ministerio De Trabajo

Publicado

el

            Entre los últimos anuncios que hiciera Sergio Massa con vistas a lograr engrosar algunos votos de sectores más reacios, se despachó con un tema bastante sensible para la población desocupada o que recibe un plan del Potenciar Trabajo.

            Pasar estos planes que actualmente administra Tolosa Paz en el Ministerio de Desarrollo  Social al Ministerio de Trabajo, encuadrándolos de esa manera como trabajadores en actividad, sin precisar tiempo de la contraprestación, donde por un período, también sin precisar, seguiría cobrando el plan y otra parte a cargo de la empresa en que se desempeñe.

            Esta modalidad ya se venía implementando en algunas provincias, por caso en Entre Ríos y algún municipio de Buenos Aires. Ahora se implementaría el hacerlo extensivo a la totalidad de los planes, donde las patronales se beneficiarían con la quita de cargas impositivas y de esa manera bajar el “costo laboral”.

Podemos realizar cientos de elucubraciones sobre lo que esconde esta medida, pero lo cierto  es que en una sola maniobra contrarresta a la derecha y el remanido argumento de “subvencionar vagos” por un lado y por otro aumenta el número de trabajadores registrados, a los efectos de mejorar los índices de ocupación.

Pero lo que realmente preocupa es si la población socialmente vulnerable logrará el mejoramiento de su situación y toda su familia, que al día de hoy se viene agravando en forma sostenida por la inflación y la carestía de la vida. Según últimas encuestas la pobreza habría superado el 42 por ciento de la población.

Este decreto genera controversias y algo más en los movimientos que administran planes, principalmente en los grandes nucleamientos como la CTEP y la UTEP, donde con toda legitimidad podemos preguntarnos qué será de la vida de los dirigentes y sus respectivos coordinadores. 

También de algunas organizaciones políticas que engrosan sus columnas o actividades con masas de desocupados o beneficiarios de los planes. A su favor podemos sostener que cumplieron un papel preponderante en los momentos más críticos del país, pero sabido es que esta situación no se puede perpetuar, en la medida que se generan fuentes de trabajo.

Es el deseo de la masa trabajadora y la población en general que algún día no tengamos que mendigar un subsidio del Estado y se restablezcan los trabajos que dignifican la vida para poder sobrellevar las necesidades básicas de toda familia.

Lo que tendrá que resolver Massa en el supuesto que imponga este decreto es qué será de los miles de compañeros y compañeras que no capacitan por diversas razones para integrar un puesto en cualquier empresa o tarea mínima en el estado municipal o provincial.

Seguir con la política de inclusión social, debe contemplar este último aspecto, donde los Derechos Humanos también deben tener en cuenta a la población socialmente vulnerable, que no está en condiciones de desempeñarse en el mundo laboral, tal cual lo conocemos y no sean considerados parias sociales.

Contener a los millones de jóvenes debe ser la premisa para ingresarlos en la cultura laboral que el capitalismo liberal estalló por los aires, dejándolos a merced del facilismo delincuencial y el mundo de la droga y ahora se presentan como los salvadores con las mismas recetas.

JORGE ARTACHO

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 1 =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación