SÍGANOS EN

Sindical

La mesa cada vez más vacía en las barriadas populares

Publicado

el

La inflación y la inacción del gobierno vacían la mesa de los argentinos. El ajuste se siente por abajo, hay plata para el FMI pero no para la comida de los pibes. Un grupo de compañeros y compañeras de las ABC en la localidad de Moreno, en lo profundo del conurbano bonaerense, arrancamos en abril con la propuesta de armar dos comedores en el barrio Parque Paso del Rey, reconociendo que el problema alimentario es el más urgente.

Los aumentos cotidianos de los alimentos digitado por el capricho y la codicia de seis monopolios de la alimentación obligan a nuestras familias a bajar la calidad nutricional en el consumo diario. Y para colmo es cada vez más evidente la baja del presupuesto en los comedores escolares en la provincia de Buenos Aires: puro arroz y fideos en la vianditas cada vez más chicas, toneladas de naranjas y nada de carne.

Por eso con vecinos y vecinas del barrio arrancamos desde hace cuatro meses armando estos dos comedores que entre meriendas y almuerzos fortalecen la alimentación de 110 niños y niñas.

Martes, jueves y sábados los ocho vecinos y vecinas llevan adelante las meriendas y almuerzos para los chicos del barrio con lo que se tiene, con lo que se le ha arrancado a Desarrollo Social que nunca es más que arroz, fideos, sémola, harina y polenta. Algunos aportes solidarios nos permiten comprar verduras, la carne, huevos y demás cosas necesarias para poder brindarles a los niños una vianda rica, variada y nutritiva.

Con el correr de las semanas la situación empeora y la guita en la casa no alcanza. Aunque la inflación aparece como del 5,5% en los barrios sabemos que los alimentos aumentan de a 20%, que la garrafa cuesta el doble y que la quincena te alcanza para dos o tres días. Semana a semana nuevas familias se suman a retirar las viandas. Tan así que estamos definiendo la apertura de un tercer comedor en el barrio La Perla, también de Moreno.

Nadie nos da nada, para el Estado no existimos. Mientras Alberto y Cristina están muy preocupados porque le cierren los números fiscales y juntar la plata para pagar la deuda (la de Macri y la del FdT) a los de abajo sólo nos queda reclamar y pararnos en las calles para arrancarles algunos mínimos recursos. Tanto la Unidad Piquetera como el espacio que nosotros integramos, Frente Nacional de Trabajadores (FNT de la CTA Autónoma), nos vemos obligados a encarar diferentes planes de lucha para sostener los planes Potenciar Trabajo (que no amplían desde diciembre), las cooperativas, los proyectos productivos que permiten apenas sobrevivir a millones de argentinos por debajo de la línea de indigencia. Los recursos mínimos condenan a los más postergados a la cotidianeidad de la polenta, el arroz y sémola, muy lejos de una alimentación digna y de calidad.

Hay que seguir caminando el barrio, uniendo a los de abajo y organizar la bronca. Reclamar que se atienda la necesidad de nuestro pueblo y que no todo sea una fiesta para los poderosos. Si se sigue por este camino sabemos que las cosas se van a poner peor y si el hambre se convierte en ley, ir a buscar los alimentos donde estén, será una forma de hacer justicia.

PORQUE LA DEUDA ES CON EL PUEBLO, NO CON EL FONDO.

FLOR MARTÍNEZ

Contiuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación