SÍGANOS EN

Juventud

El paro en las universidades

Publicado

el

            El ajuste, represión y abandono ataca también a las casas de estudio superiores, víctimas de la política de vaciamiento y recorte, todo enmarcado en el sistemático plan de achicamiento del Estado con propuestas como el recorte a mínimos del presupuesto y el CONICET, el freno a las paritarias, eliminación de boletos estudiantiles o bonos para los comedores, etc.

            En este período hostil contra las 55 universidades públicas, la CONADU histórica convocó a medidas de fuerza para luchar principalmente por la reapertura de la paritaria salarial. La medida fue apoyada por varios sectores, durante marzo.

            En abril se convocó a paros y medidas de fuerzas varias (incluyendo clases públicas y al aire libre), por la reposición del Fondo del Incentivo Docente y por la convocatoria a paritarias nacionales docentes. Al momento de escribir esta nota los estudiantes y profesores en varias casas de estudio se han movilizado producto de los aumentos de servicios y paralización del presupuesto con el cual no pueden afrontar sus gastos para la continuidad del servicio. Y el 23 de abril se ha llamado a una gran movilización a nivel nacional.

            La lucha docente no hace más que comenzar. El futuro que nos depara el gobierno del ajuste es de lucha. Los embates contra los fondos de promoción de la educación, las becas, los subsidios al transporte, el CONICET, entre otros recortes y sumando el aumento del costo de los servicios como la luz, agua y gas, etc, nos llevan a un panorama terrible. En estos momentos la ofensiva de los gremios requerirá de una movilización mayor a la realizada en las últimas décadas, ya que ni siquiera durante el gobierno de Macri debieron enfrentarse a un enemigo tan duro como el de LLA.

            Los sindicatos no solo deben encarar una lucha de tipo económica, eso seria un craso error debido a que alejaría a las masas del objetivo principal que, no solo es recuperar la capacidad de consumo del salario, sino también mantener y/o mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y del sistema educativo. También establecer que cuestiones como la salud, la vivienda, la reducción de la pobreza, etc, son tareas comunes a todos los trabajadores. En estos momentos es necesaria la máxima participación en las asambleas de los sindicatos o mesas, y que en las mismas participen los partidos y movimientos del campo popular en una tarea formativa para que en las filas de los trabajadores la conciencia de clase y la noción de cooperación sea una realidad.

            La otra herramienta necesaria para la defensa de la universidad pública es la movilización del estudiantado: 2,5 millones de alumnos en todo el país. Se debe incentivar a que el reclamo popular llegue a los centros de estudiantes y/o a los grupos de estudiantes organizados para la defensa del reclamo, y que estos acompañen mediante tareas de agitación y propaganda, acompañamiento en movilizaciones y tomando parte en las actividades reivindicativas del movimiento docente y de personal auxiliar a los fines de formar un puño que permita golpear al gobierno en su ataque al sistema educativo.

            El despido no es la única forma de atacar al sector docente y al sistema educativo. El recorte presupuestario y aumento desmedido de los costos es también una forma de eliminación del sistema público, pero a través de un método más disimulado, todo en miras de asfaltar el camino para la llegada de los grandes capitales privados y que ellos constituyan más instituciones de enseñanza privada, todo en base a la ley de oferta y demanda, ignorando las necesidades del pueblo y solo garantizando el servicio a quienes puedan pagarlo. Todo en una especie de darwinismo social extremadamente macabro.

            Desde el PL y TUPAC defendemos la educación pública, y la universidad pública autónoma, pero entendemos que para que la misma pueda mantener su carácter necesita de recursos suficientes para atender el prestado del servicio. A su vez acompañamos el reclamo de los docentes por la recuperación de la capacidad adquisitiva de su salario y de su nivel de vida. Ellos son la herramienta principal para construir una educación que permita la liberación nacional y en consecuencia la Segunda y Definitiva Independencia. Por eso también decimos que es tarea necesaria y complementaria de la lucha económica la educación de las masas en cada actividad que se realice. No solo hacer exposiciones artísticas o de reivindicación económica, sino también hay que agregar contenido político y debate para las masas.

LULO MALESORI

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

two × 3 =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación