SÍGANOS EN

Beatriz Perosio

EL 22 DE OCTUBRE APOYAMOS LA LISTA DEL FITU

Publicado

el

Por qué votamos a Myriam Bregman y la izquierda

            Antes de entrar en la temática electoral se impone una aclaración política: para el Partido de la Liberación (PL) de Argentina la crisis profunda que vive el país en los terrenos político, económico, social, cultural, etc, no tendrá solución con las elecciones nacionales del 22 de octubre. Antes bien, todo indica que esa crisis se va a agravar porque los tres candidatos con chances de ganar, Javier Milei, Patricia Bullrich y Sergio Massa, tienen políticas de ajuste contra el pueblo y más sometimiento a los monopolios, banqueros y el imperialismo. Por eso reiteramos: la solución no vendrá por la vía de estos comicios.

            La pregunta que queda picando sería: ¿entonces por qué el PL participa de estas elecciones? En rigor, no participa directamente sino que apoya a una lista, la única de izquierda que interviene, con la candidatura presidencial de Myriam Bregman, del FITU, y sus candidatos a diputados y demás cargos en las provincias y CABA.

            La respuesta es concreta. El PL debe darle al pueblo trabajador su opinión y orientación teniendo en cuenta que, con bajas expectativas, un 70 por ciento del padrón electoral participó en las primarias PASO el 13 de agosto pasado y ahora puede aumentar un poco ese caudal. O sea, una mayoría de los argentinos va a votar y se trata de un comicio que no es ilegal ni fraudulento, sino con todas las mañas del democratismo burgués pero así y todo no puede ser impugnado ni desconocido por los revolucionarios. Estos deben dar una respuesta a ese amplio sector del pueblo que, aún confundido y atraído por opciones electorales de ajuste, piensa ir a votar. Marginarse o ignorar esa realidad sería repetir la famosa enfermedad infantil del izquierdismo de la que fue tan crítico Lenin en 1920. Con el agravante de que ahora no sería una desviación infantil sino adulta mayor…

            El PL apoya la lista de Bregman por tres razones fundamentales.

            Primera razón: tiene un programa de izquierda, antiimperialista, de lucha contra el ajuste, la deuda y la derecha. Es la única candidata que ha propuesto romper el acuerdo con el FMI y dejar de pagar la deuda externa ilegítima, ilegal y fraudulenta. También ha denunciado los salarios y jubilaciones de hambre, proponiendo bajar las horas de trabajo sin rebajas del salario, para crear de ese modo un millón de puestos de trabajo. Hace mucho tiempo que defiende los Derechos Humanos y ha denunciado a la derecha, el fascismo y el negacionismo no sólo de los Milei y Bullrich sino también de los represores como Gerardo Morales, al que Sergio Massa busca como aliado de un gobierno de “unidad nacional”.

            Segunda razón: Bregman y buena parte de sus candidatos han estado y están acompañando las luchas de los trabajadores del Sutna, los docentes, el pueblo de Jujuy, los pueblos originarios, las organizaciones de DDHH, los movimientos feministas, los presos políticos, las naciones oprimidas como es hoy el caso de Palestina, etc. Las denuncias del sionismo local contra Bregman, Gabriel Solano, Alejandro Bodart, Vanina Biasi y Luciana Echevarría, dirigentes del FITU, así lo acreditan. Y se necesita más políticos que acompañen las luchas obreras y populares, que se hagan eco de las mismas y ayuden a su proyección política.

            Tercera razón: mientras esta crisis no abra una situación revolucionaria como la de 1969 con los Cordobazos, será importante tener diputados y legisladores del campo popular en el Congreso, las legislaturas y los Concejos Deliberantes, para que acompañen y apoyen esos reclamos populares. Hoy el FITU tiene 4 diputados nacionales que son Bregman, Alejandro Vilca, Nicolás Del Caño y Romina Del Plá. Hay que ayudar a aumentar esa bancada para que presente más iniciativas al servicio del pueblo y frene o denuncie los proyectos de la derecha multicolor en ese Congreso semicolonial, con honrosas excepciones.

            Como es sabido, el PL no es trotskista sino marxista-leninista-sanmartiniano y en consecuencia tiene muchas diferencias políticas e ideológicas con los cuatro partidos integrantes del FITU. Para nombrar sólo tres: 1) en general no fueron parte de la Generación Revolucionaria del ‘70 y nosotros sí, más aún con los cambios y enseñanzas derivadas de esa historia creemos que esa es la vía hacia el poder; 2) somos partidarios de la revolución por etapas dirigidas por la clase obrera hacia el socialismo, y no de la revolución socialista desde el inicio; y 3) defendemos a Cuba, China, Vietnam y Corea del Norte como países socialistas, y a Venezuela, Nicaragua e Irán como gobiernos tercermundistas. En cambio los trotskistas los denigran y cuestionan. En la guerra de Ucrania nosotros apoyamos a Rusia y ellos al gobierno de Zelenski.

            Queda claro que el nuestro no es un voto enamorado sino un voto convencido de apoyar a esta izquierda aunque limitada para golpear a la derecha, la ultraderecha y el fascismo. Ah, y a los que nos preguntan por el balotaje, eso lo diremos si hay esa segunda vuelta, oportunamente.

SERGIO ORTIZ

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

fifteen + 1 =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación