SÍGANOS EN

Juventud

Reunión de Universidades en Córdoba, con Universia y Banco Santander

Publicado

el

            El 1 de septiembre pasado se celebró un encuentro entre rectores de 50 universidades públicas y privadas de nuestro país, con la Universidad Nacional de Córdoba como anfitriona, con su rector Jhon Boretto. También participó la organización Universia, que se encuentra financiada y sostenida por el Banco Santander, por medio de Guillermo Tempesta, presidente de Universia Argentina y  representante del banco mencionado.

            Aclarando qué es “Universia” diremos que es un Portal en red constituido por universidades de más de 22 países, la cual tiene por fin poner en contacto a los individuos que participan de ellas (sea como profesores o alumnos) y fomentar encuentros y prácticas formativas. Obvio, ahí el Santander busca “pescar” sus recursos humanos.

            En un primer momento se podría pensar que esto no tienen ningún lado negativo. Sin embargo, cuando uno desentraña el origen de dicha plataforma, encuentra sin tener que tirar mucho del hilo el nombre de Banco Santander, una de las entidades económicas más importantes y poderosas de España, que tiene influencia en el sector bancario (con sucursales fuera de España incluso), como así también en el sector universitario y deportivo. Eso mismo ocurre en Argentina donde ocupa el segundo lugar por depósitos, entre los 10 primeros bancos privados. Las ganancias de Santander Argentina crecieron 256% en 2022. El banco registró el año pasado una ganancia neta ajustada por inflación de 74.949 millones de pesos (unos 368,3 millones de dólares).

            Según los resultados del ejercicio 2022 remitidos el lunes 10 de julio a los mercados por la entidad financiera, el año pasado el Santander Argentina obtuvo una ganancia operativa ajustada por inflación de 78.743 millones de pesos (381,7 millones de dólares), un 63% más que en 2021 (Ámbito, 14/7/2023).

Se trata de influir en instituciones educativas por parte de grandes empresas y bancos del sector privado, hecho que no es nuevo, ya que en Estados Unidos es la norma y no la excepción.

            Existen hoy diversos teóricos y creadores de contenido digital que hacen una defensa del liberalismo económico y la mayoría manifiestan haber participado de cursos y encuentros organizados por universidades en los cuales se instruye a los mismos con una línea ideológica liberal (hasta libertaria incluso), con una clara postura imperialista y en favor de una división internacional del trabajo que permita la invasión de capital extranjero y la dependencia en los países subdesarrollados.

            Entonces el encuentro de “Universia”, Santander y las universidades argentinas es preocupante pues deja expuesta la invasión de ideologías neocolonialistas e imperialistas en el mundo universitario. Buscan secuestrar al alumnado bajo la promesa de un mejor pasar en base al pensamiento individual, disfrazado de mensajes como la conducta emprendedora y la auto superación, ignorando criterios científicos y propios del materialismo dialéctico, dando rienda suelta a un mensaje metafísico.

            La universidad debe estar en favor de los intereses del pueblo, las empresas del sector privado no son quienes para imponer sus intereses en los programas de estudio, como tampoco tienen ningún tipo de justificación para promover sus ideas dentro de los espacios universitarios. Es necesario que los centros de estudiantes, los profesores, los trabajadores y el alumnado en general despierten y tomen conciencia de la invasión imperialista en el sector educativo.

            La universidad, aunque tenga su autonomía reconocida por ley, debe encontrar una limitación dentro de sus facultades y ella es el interés superior de la población argentina, la seguridad interna, los planes de productividad y la lucha contra la desigualdad y la pobreza. Los intentos de infiltración por parte de las multinacionales deben ser denunciados y combatidos, no deben justificarse con la idea de autonomía. Asimismo, los planes de estudio deben ir acorde a las necesidades de la población y no de los negocios de los banqueros y las ideas de éxito individual promovidas en el sector intelectual que hoy por hoy intenta construir los cimientos para la avanzada libertaria. 

            Es nuestro deber como PL y TUPAC construir un frente de masas que incluya a otras fuerzas populares en defensa de la educación universitaria pública, gratuita, autónoma y en favor del pueblo.

LULO MALESORI
 

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 12 =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación