SÍGANOS EN

Beatriz Perosio

Repercusiones del III Tercer Parlamento de Mujeres y Diversidades Indígenas

Publicado

el

Entre el 22 y el 25 de mayo último se realizó en Salta el Tercer Parlamento de Mujeres y Diversidades Indígenas por el Buen Vivir. Contó con la participación de casi trescientas mujeres pertenecientes a 21 pueblos originarios. Durante estas jornadas se parlamentó sobre las distintas problemáticas que afectan a las mujeres, disidencias y niñeces de los territorios.

Durante las jornadas, se profundizaron las posiciones respecto al terricidio. El Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir define al terricidio como el asesinato de los ecosistemas tangibles, de los pueblos que los habitan. Según explican, el terricidio “es el exterminio sistemático de todas las formas de vida” y representa la “síntesis del genocidio, epistemicidio, ecocidio, feminicidio, transfeminicidio y travesticidio”. Como una forma de exterminio que se manifiesta a lo largo y ancho del territorio del país, que incluye: la falta de agua, la contaminación, explotación de los recursos naturales (ej: mineras); fumigación con agrotóxicos, incendios forestales y todas las prácticas que arrasan la tierra y afectan la salud y la vida.

Les asistentes al evento resolvieron impulsar un exigitorio contra el «chineo», en el que reclaman que ese delito se considere crimen de odio.

Se llama chineo a la violación sistemática de niñas y mujeres indígenas por parte de criollos, que se realiza de manera recurrente desde hace siglos encarnando la violencia colonial y patriarcal. Fue uno de los temas principales que abordaron mujeres y diversidades de los pueblos indígenas, quienes acordaron exigir también que el delito sea imprescriptible y que a sus autores se les trabe embargo de bienes para asistir a las víctimas y a sus familias, y para sostener medidas contra ese tipo de prácticas, a través de recursos que serán gestionados por mujeres de la propia comunidad. Además, plantean que se prohíba el ingreso al territorio indígena a las empresas -generalmente extractivistas- en las que trabajan los autores de esos crímenes.

En el caso específico de las fuerzas de seguridad, coincidieron en que los perpetradores deben ser separados de aquéllas.

El exigitorio se elevará al presidente Alberto Fernández y se establecerán plazos para esperar respuestas favorables.

En este parlamento se habló también de demandar al mismo Estado por genocidio, y también a las iglesias que consienten este tipo de prácticas racistas y genocidas.

Desde la Agrupación de Mujeres y Disidencias Beatriz Perosio, apoyamos y acompañamos la lucha de nuestras hermanas indígenas. Acompañamos también la organización de este evento llevado adelante en Chicoana, Salta, y que se realizó mediante la autogestión, sin apoyo del Estado.

Salta, es la provincia donde siguen muriendo niñas y niños de las comunidades indígenas, por desnutrición. Como Griselda Tejerina Pérez, quien con apenas dos años falleció el 12 de junio después de un episodio de vómitos complejizado por su bajo peso. O el caso de una joven mamá de 3 niños, quien falleció después de dar a luz a su tercer hijo con tan solo 19 años. La jovencita fue mamá siendo una niña de 15 años. Sufrió una hemorragia genital provocada por una anemia grave. Estas muertes sucedieron en los primeros días de junio.

Por ello decimos ¡#BastaDeTerricidio y #Bastadechineo!

NANCY GÓMEZ

Contiuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación