SÍGANOS EN

Internacionales

Irán ejerció su legítimo derecho a la autodefensa

Publicado

el

               En la noche del sábado 13 de abril y madrugada del domingo 14, centenares de drones y misiles lanzados por Irán impactaron en dos bases militares israelíes. Fue la respuesta medida y circunscripta a blancos no civiles, llevada adelante por el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica. Tuvo el nombre de “Promesa Verdadera”, anunciada dos semanas atrás por el líder islámico Alí Jamenei.

               Esa acción dio pie a que los líderes sionistas de Israel, comenzando por su cuestionado primer ministro Benjamin Netanyahu y sus voceros, así como Joe Biden y sus colegas de países europeos, presentaran a Israel como la “víctima” de este conflicto. Algunos lamebotas yanquis y sionistas, como el presidente argentino Javier Milei, directamente invitaron a una reunión de gabinete al embajador sionista en Buenos Aires, Eyal Sela. La Oficina del Presidente emitió un comunicado donde Milei expresaba “su solidaridad y compromiso inclaudicable con el Estado de Israel frente a los ataques iniciados por la República Islámica de Irán”. Agregaba: “Argentina reconoce el derecho de los Estados-Nación a defenderse, y respalda enfáticamente al Estado de Israel en la defensa de su soberanía, en especial contra regímenes que promocionan el terror y buscan la destrucción de la civilización occidental”.

               Esas posiciones, desde Netanyahu a Milei, pasando por Biden y algunos gobernantes de Europa, son mentirosas, además de proimperialistas y justificatorias de las agresiones que comete el régimen sionista, en este caso puntual contra Irán y en general contra el pueblo palestino, en especial contra la Franja de Gaza, El Líbano, Siria, etc.

               Es mentirosa porque oculta que la acción iraní fue una “devolución de gentilezas” luego del brutal ataque de Israel contra el consulado de Irán en Siria, el 1 de abril pasado, donde fueron asesinados 7 asesores legales del país islámico allí residentes, entre ellos el general de brigada Mohammad Reza Zahedi, comandante de la Fuerza Quds del C.G.R.I., su adjunto, el general Mohammad Hadi Haji Rahimi; y 6 personas más de nacionalidad siria.

               Ese ataque a un consulado violó la Convención de Viena sobre la inviolabilidad de las sedes diplomáticas y cometió crímenes contra personas que allí estaban, varias de ellas civiles. Y lo hizo sin aviso previo y sin admitir a posteriori la autoría de esos delitos, porque Tel Aviv no emitió ningún comunicado oficial que justificara su ataque.

               En cambio la respuesta de Irán fue anunciada por su máximo líder religioso, Jamenei, con el nombre de “Promesa Verdadera”, porque juró que esos crímenes no quedarían sin respuesta. Por otro lado los drones y misiles iraníes no fueron apuntados a blancos civiles, viviendas ni embajadas de terceros países sino directamente al territorio del agresor. Y en particular a dos bases aéreas militares.

               Scott Ritter, un experto militar estadounidense, afirmó que al menos siete misiles hipersónicos habían impactado en la base aérea de Nevatim y ninguno fue interceptado. Esta base aérea está en el desierto del Néguev y alberga los aviones F-35 utilizados en el ataque terrorista al consulado en Damasco. Varias imágenes de cámaras atestiguan una serie de impactos rápidos y potentes de misiles balísticos o hipersónicos, lo que demuestra una vez más las deficiencias de los muy exagerados sistemas militares de defensa aérea israelíes, incluida la llamada “Cúpula de Hierro”. La Base Aérea Ramon, también en el Néguev, también fue alcanzada por múltiples misiles.

               Subrayamos la diferencia: Israel atacó una sede diplomática iraní en un tercer país, en tanto Irán ejerció el derecho de una nación a la autodefensa (artículo 51 de la convención de la ONU), sobre blancos militares y no sobre la población civil. Y lo hizo después de haber sufrido la agresión, sin que la ONU enjuiciara ni condenara al estado agresor, Israel.

               El comunicado del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica, cuyo comandante es el general de división Hossein Salami, llevó por título “¡En verdad, somos los vengadores de los criminales!”. Allí criticó esa pasividad del Consejo de Seguridad: “después de más de 10 días de silencio y negligencia por parte de los organismos internacionales, especialmente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y no condenar la agresión y criminalidad de la entidad sionista al atacar el consulado iraní en Damasco y la caída como mártires de 7 asesores iraníes y de no castigar a la entidad criminal de acuerdo con el séptimo párrafo de la Carta de las Naciones Unidas, los héroes de la Guardia Revolucionaria respondieron a estos crímenes y atacaron importantes objetivos militares del ejército terrorista sionista en los territorios ocupados y los destruyeron con éxito”.

               La “Cúpula de Hierro” no era inexpugnable y pese a la participación y ayuda de equipos de origen yanqui, inglés, francés, etc, muchos de los drones y misiles iraníes la burlaron para llegar a sus blancos, en coordinación con el hackeo de redes eléctricas que ayudó a esa perforación. El “Diluvio de Al Aqsa” por Hamas, el 7 de octubre pasado, mostró que el aparato de seguridad y militar de Israel era vulnerable. “Promesa Verdadera” volvió a dejar al sionismo en ridículos paños menores ante el mundo.

               Y ahora, política y militarmente hablando, la pelota está picando en el campo de los fascistas como Netanyahu, que proponen redoblar la apuesta de la agresión contra Irán. Sus aliados Biden y de la Unión Europea le dicen que no haga eso, por miedo a una escalada del conflicto. Un conflicto que ellos mismos alentaron hasta ahora, por ejemplo con el apoyo político, financiero y militar para el genocidio que Israel comete en Gaza desde octubre pasado, con más de 33.797 muertos civiles. Esa “prudencia” de EEUU tomó nota de lo que advirtió el general de división Seyed Abdul Rahim Musavi, comandante en jefe del Ejército de Irán: “todas las bases e intereses de EE.UU. serán objetivos militares, si apoya a Israel contra nuestro país”.

               La noche de la represalia iraní, fue la primera vez en más de seis meses que los palestinos pudieron dormir sin ser bombardeados por Israel, a la defensiva por lo que le mandaban los Guardias de la Revolución Islámica. Después por supuesto siguieron con los bombardeos, las masacres y el genocidio.

EMILIO MARÍN

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 − 3 =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación