SÍGANOS EN

Sindical

ATE: un sindicato combativo y politizado

Publicado

el

            Los gobiernos ajustadores se han ensañado particularmente contra los trabajadores y las trabajadoras estatales, para su tan ansiada meta de “reducción del gasto público”. Son continuadores de la dictadura de Videla y Martínez de Hoz, con su consigna de “achicar el Estado”, que dejó al país con una enorme deuda externa y una gran  pérdida del poder adquisitivo de los salarios, tanto públicos como privados.

            Han pasado 40 años de democracia y el pueblo argentino ha soportado muchos años de continuidad neoliberal, sobre todo con los gobiernos de Menem, la Alianza y el macrismo. Durante los 12 años de gobiernos kirchneristas, hubo recuperación del salario y mejores políticas sociales, pero en su gestión del Frente de Todxs (con Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa) terminó convalidando la deuda externa con el Fondo Monetario Internacional, ilegítima y fraudulenta, contraída por Macri-Caputo. El acuerdo con el FMI conllevó un tremendo ajuste contra el pueblo, que se acentuó durante el año pasado, lo que explica la derrota del candidato oficialista.

            Pero salimos de Guatemala y nos metimos en Guatepeor, ya que el gobierno de Javier Milei vino a dinamitar todo lo que fuera “estatal”, incluyendo salarios, empleos, programas sociales, salud, educación, ciencia, cultura, etc.

            Por ello es tan importante que los y las estatales estén al frente de la resistencia contra este plan “Motosierra” que serrucha derechos laborales y sociales.

            La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), si bien apoyó en un primer momento al gobierno de AF, luego tomó una correcta posición denunciando el Acuerdo con el FMI y participando de movilizaciones contra el ajuste aplicado por Martín Guzmán primero y Massa después. La CTA Autónoma, cuyo principal sindicato es ATE, fue parte de muchas de las luchas que llevaron adelante sectores docentes, del personal de salud, por la soberanía de las vías navegables, entre otras importantes jornadas.

            Y en los dos meses de este gobierno fascista y proyanqui-sionista, ha sido valiosa la intervención de ATE denunciando el plan de desguace del Estado con el DNU 70/2023 y la “ley ómnibus”, hoy derrotada en la calle y el Congreso.

            El secretario general Rodolfo Aguiar y otros dirigentes nacionales y provinciales, han estado muy activos en la defensa del rol del Estado así como de políticas que pongan freno a la voracidad empresaria. El desguace de ministerios como Desarrollo Social, Trabajo, Género y Diversidades, entre otros, para absorberlos en uno solo (Capital Humano) es parte de ese achicamiento que impulsa La Libertad Avanza, en su tarea de topadora de todo lo que sea promoción de derechos para las mayorías.

            No es que antes fuera todo color de rosa, porque esos ministerios en manos del peronismo, no sirvieron para reducir la pobreza (que por el contrario, aumentó) y tampoco para recuperar salario (que siguió perdiendo frente a la inflación). Pero ahora, estamos en presencia del “sálvese quien pueda” del liberalismo más salvaje. Un ejemplo claro es la cuestión de la vivienda, donde la desregulación de los alquileres ha perjudicado gravemente a miles de familias trabajadoras.

            No se trata solo de defender el empleo y los salarios del sector público, algo muy importante, sino también de dar la batalla política contra el discurso de los fachos libertarios, que hoy priman en los medios corporativos.

            Por esa conducta, es que muchos activistas y dirigentes están siendo perseguidos judicialmente, y también reprimidos en las manifestaciones, por la aplicación del “Protocolo Bullrich”. El secretario general de ATE y CTA A de Córdoba, Federico Giuliani, fue imputado judicialmente por participar de una movilización en abril del año pasado, junto a dirigentes de la Unidad Piquetera y el Polo Obrero.

            Desde las Agrupaciones de Base Clasistas, y nuestros delegados y militantes en el sector estatal, participamos de ATE y reivindicamos su rol en la lucha contra la avanzada liberal y represora del gobierno mileísta, así como de los gobiernos provinciales, que aplican las mismas medidas de ajuste, despidiendo trabajadores, reduciendo salarios y recortando políticas sociales. No es solo el gobierno nacional quien aplica el ajuste, también está pasando en las provincias.

            El pasado 9 de febrero, el compañero Aguiar repudió la decisión del gobierno de LLA de eliminar el Fondo Compensador al Transporte Público. Eso también es parte del achicamiento del gasto, que lamentablemente una parte del pueblo votó pensando que el ajuste sería sobre “la casta”. La eliminación del subsidio al transporte está llevando el boleto de colectivo/tren a precios insostenibles para los bolsillos populares, afectando no solo a los trabajadores estatales, sino también a los privados y con mayor incidencia, a los trabajadores informales.  

            Por ello, es muy importante que desde ATE y la CTA Autónoma junto a otros sindicatos y agrupaciones combativas, se reimpulse un Plan de Lucha a niveles provincial y nacional. La vuelta a la pasividad de la CGT, luego del paro del 24 de enero, es dejar el campo libre para que siga este festival de políticas antipopulares.

SARA GUTIÉRREZ

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 + twelve =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación