SÍGANOS EN

Juventud

Mundial de Fútbol de Qatar, en lo político y futbolístico

Publicado

el

Sorpresivo y controversial, son dos adjetivos que podrían definir la Copa Mundial de Fútbol que se está celebrando en Qatar. Sus aspectos futbolísticos y políticos serán motivo de acalorados debates durante los próximos años.

En general resalta la cuestión futbolística. Este campeonato se caracterizó por destrozar todo tipo de estadística o predicción, incluso pudo eliminar ciertos fantasmas con respecto al arreglo de partidos, con campañas como las de Marruecos, los batacazos de Japón y Corea, la precoz derrota de selecciones poderosas como la alemana o incluso la insólita derrota de un titán como es nuestro clásico rival, Brasil.

Por parte de la selección argentina tenemos un poco de todo aquello que nos caracteriza: sobresaltos, alegrías, partidos que se juegan hasta el último minuto. Un equipo con el que el pueblo se siente identificado y decidido a acompañar, confiando en el capitán y todos los “gladiadores” que salen a ganar y llevan el sentimiento bien adentro como cualquier hincha. Al momento de escribir estas palabras estamos entre los 2 mejores equipos del mundo, con un pase a la final sellado con excelente partido contra una dura selección croata capitaneada por Modric. No pudieron frente a los dirigidos por Scaloni y guiados en cancha por Messi y con dos goles de un joven de prometedor futuro, Julián Álvarez. Se está a un paso del objetivo final.

Como militantes del PL y a los lectores del Liberación lo que más interesa es la cuestión política, muy presente desde la elección de esta sede para el torneo.
No es una novedad que las naciones de la península arábiga en general distan mucho en temas culturales, sociales y políticos de la realidad que vivimos en el lado occidental del mundo, principalmente con la influencia de la religión (islámica) en la construcción del andamiaje estatal.

La elección de la FIFA no fue casual, la importancia del gas natural licuado a medida que crece la demanda del mismo por parte de los grandes consumidores industriales a nivel mundial y la necesidad de poner “rostro humano” al capitalismo monárquico y las relaciones de explotación existentes en Qatar explica la decisión del organismo mencionado. Para insertarse en el mundo de las relaciones comerciales una buena tarea propagandística es una de las herramientas que favorecerían a un  país que busca ganarse un lugar y que también intenta desplazar a sus competidores (los cuales usualmente suelen ser enemigos geopolíticos de las potencias consumidoras, como por ejemplo Rusia –que a pesar de ser una nación capitalista- tiene enfrentamientos constantes con la OTAN y sus allegados).

Otro de los sectores económicos del país es la intermediación comercial y su posición estratégica en el comercio mundial, la cual será reforzada por parte de Occidente para intentar competir con la red china de la “Nueva ruta de la seda” (el gigante asiático es otro de los grandes contrapesos de poder a través de su partido comunista que la OTAN busca anular).

El mundo capitalista eligió a Qatar, contradiciendo las supuestas buenas intenciones del “progresismo” pequeño burgués y de los lobbies reaccionarios que buscan hacer mella en el movimiento obrero a través de la difusión de ideales políticamente correctos como lo pueden ser el feminismo, la cuestión de género, la diversidad de orientación sexual, la igualdad de derecho, la libertad, etc. La elección del pequeño reino indica que la defensa de estos postulados por parte del imperialismo es una careta utilizada para insertar en la mentalidad del pueblo trabajador la idea de que el capitalismo beneficia a la todos y que es el único modelo viable para el desarrollo humano. 

Como marxistas no somos hipócritas. Deseamos y festejamos que le vaya bien a la selección, pero no somos indiferentes, este Mundial estuvo cargado de denuncias periodísticas por la existencia de trabajo esclavo en pleno siglo XXI, estamos hablando de un país que sigue aplicando viejas fórmulas dentro del contexto de un capitalismo desarrollado. También se recolectaron denuncias por la existencia violencia de género y discriminación contra las mujeres (en una nación con tradiciones nefastas que en una hipotética sociedad en vía al socialismo serian eliminadas por ser consideradas un atraso para el progreso, no así las tradiciones y aspectos culturales que enriquezcan la vida de los ciudadanos).

Contra estas y otras noticias nefastas renegamos y protestamos, sin negar nuestro apoyo al seleccionado nacional y siempre celebrando de forma cortés el avance de todo seleccionado que incurriera en la ruptura de sus propias marcas.

Defendamos que el deporte no siga la suerte de los negociados mafiosos y que la cultura deportiva no sea erradicada por los lobbies reaccionarios y falsamente disfrazados de progresismo cultural. Construyamos la cultura física defendida por Lenin, Mao y Fidel, y aprovechemos estos eventos como contacto entre las culturas para celebrar lo que defendemos, “el internacionalismo proletario”.

LULO MALESSORI

Contiuar leyendo

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación