SÍGANOS EN

Juventud

ENTREGAN EL AGUA DE CINCO PROVINCIAS A ISRAEL

Publicado

el

            Cinco provincias argentinas ya firmaron que entregarán el manejo de su agua potable a una empresa de Israel. Se trata de Catamarca, Formosa, La Rioja, Río Negro y Santa Cruz. El gobierno nacional motorizó fuertemente tal negocio y entrega del país, con la gira por Israel que Wado de Pedro y el entonces ministro Julián Domínguez, con media docena de gobernadores, hicieron en abril de 2022.

            Sobre esa base, en febrero de este año, Wado de Pedro y el ministro de Obras Publicas, Gabriel Katopodis, junto con varios gobernadores, firmaron los documentos con el presidente de Mekorot, Yitzhak Aharonovich; el presidente de la Cámara de Comercio Argentino Israelí, Mario Montoto y el embajador de Israel en Argentina, Eyal Sela. En el acto también estuvieron presentes los gobernadores de Santa Fe y Santiago del Estero, que son las provincias que van a sumarse a esta vergonzosa entrega. Las pioneras fueron San Juan y Mendoza, que firmaron en septiembre de 2022.

            Los motivos esgrimidos por amplios sectores del oficialismo, como así también por el sector empresarial fueron los siguientes: a) las credenciales de la empresa mencionada (siendo la proveedora 80% del agua potable en Israel). b) una supuesta búsqueda de efectividad en la gestión del recurso y presupuestos.
            Sin embargo la llegada de capital extranjero o de patentes (y similares), debe apreciarse en el contexto político, económico y social que transita nuestro país y el régimen sionista de Israel. Argentina se encuentra jaqueada por una crisis económica y social cada vez más difícil de timonear, para la cual el estado nacional busca hacer “buena letra” permitiendo la inversión/participación de una empresa proveniente de las amistades de la Casa Blanca y por ende también actuando de manera complaciente para con el FMI.

            Por el otro lado tenemos a Israel, quien se encuentra en un proceso “neocolonialista” y de conquista constante y genocidio en perjuicio del estado palestino. Además, tiene un posicionamiento constante para garantizar su influencia y capacidad militar contra estados como Siria, Irán e Iraq. Para lavar su cara, pero también para expandir sus negocios, esfera de influencia y exportar capital (cual buen estado aspirante a imperialista, por lo menos regional) intenta establecer negocios fuera de sus cuestionables fronteras recibiendo así más que una aceptación explícita de su existencia como estado. 

            Se insiste en que el proyecto tiene como fin principal una estructuración y ejecución del servicio de provisión de agua potable mucho más eficiente. Sin embargo, no debemos pasar por alto el carácter vital y estratégico de un recurso como el agua y mucho más en un contexto donde su valor es cada vez más alto. La creación de una estructura hídrica ingresa dentro del importante plan de infraestructura de la nación (por más que sean de carácter provincial), por lo cual que se conozcan las obras y sean guiados por capitales extranjeros podría llevar a una situación de espionaje disfrazado de simple cooperación comercial internacional. No debemos ignorar que Israel en su carácter de estado reconocido por EEUU y como uno de sus principales vasallos, podría hacer una suerte de trabajo de informante para la gran potencia imperialista en su lucha por el dominio de la región, en el marco de la guerra comercial que tiene con China y la confrontación bélica indirecta con Rusia.

            Una de las características principales del imperialismo, como señaló Lenin, era la exportación de capital como una necesidad para la supervivencia del imperio, que comienza a tener sus primeras contradicciones económicas por no poder generar las ganancias necesarias para el sostenimiento de su maquinaria, lo cual explicaría la expansión de las operaciones de Mekorot. Esto se acompaña con las guerras imperialistas de rapiña y conquista, una constante en las planificaciones del conjunto de dirigentes sionistas, sobre las cuales el estado argentino no realiza las denuncias correspondientes en defensa del estado palestino quien es víctima del juego entre imperios.

            Denunciamos que nuestros recursos son codiciados por las empresas extranjeras y también hacemos un llamamiento a la coherencia. Nuestra población se encuentra sumergida en un estado de “confusión” sobre quiénes son los estados que deberíamos defender y alianzas que debemos entablar. Argentina conducida por partidos reformistas o reaccionarios, con la complicidad de medios de comunicaciones que responden a ellos, alimentan la tendencia a creer que todo lo proveniente de EEUU o UE es el camino hacia la salvación.  A muchos les cuesta hablar de la cuestión palestina, los gobiernos antiimperialistas y las luchas populares.

Lulo Malessori

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + nine =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación