SÍGANOS EN

Sindical

Volanteando en puerta de FADEA

Publicado

el

1 de Mayo

            En medio de la crisis política, económica y social que vive nuestro país, y las penurias que afecta a casi la mitad del pueblo trabajador, que sufre los bajos salarios, la falta de empleo, la carestía de la vida, los tarifazos y el hambre, el Partido de la Liberación plantea la necesidad de medidas que vayan a fondo: romper con el FMI y sus vergonzosas “revisiones”, que sólo traen más ajuste; frenar la voracidad de monopolios exportadores y alimenticios que condenan a nuestro pueblo al hambre; terminar con las escandalosas ganancias de los bancos, que el año pasado ganaron 162.000 millones de pesos mientras los sectores populares se empobrecieron. El presidente alardea del “crecimiento” económico, pero ese supuesto aumento en la actividad productiva no está beneficiando a los sectores populares, sino a los empresarios y patronales, en particular los exportadores, que se quedan con los dólares. Por ello también propugnamos la nacionalización de la banca y del comercio exterior.

            Es necesario que la clase trabajadora recupere el papel que históricamente ha tenido en nuestro país, y que salga a las calles para luchar por sus reivindicaciones laborales y también por los cambios profundos que hacen falta, para que “la tortilla se vuelva, los pobres coman pan y los ricos, mierda, mierda”.

            Esto decíamos en el volante de las Agrupaciones de Base Clasistas (ABC), con motivo del 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajador y la Trabajadora. Lo difundimos por las redes sociales y también en formato papel, en los centros de trabajo.

            En Córdoba fuimos a la Fábrica de Aviones (Fadea), donde hace algunas semanas hubo cortes y acampe por la reincorporación de los 300 trabajadores despedidos en esa empresa estatal durante el macrismo. Y hoy no son reinstalados en sus puestos de trabajo, pese a los reclamos de ATE y otros gremios. La dirección de Fadea está hoy en manos de Mirta Iriondo, ex presa política, pero hoy lamentablemente no es capaz de reincorporar a esos trabajadores.

            En el ingreso de la fábrica, bien temprano a la mañana, abordamos a trabajadores y trabajadoras que entraban a pie y en auto. Contrariamente a lo que piensan y dicen algunos escépticos y reformistas, pudimos constatar el interés de una buena parte de quienes ingresaban, por recibir un volante de claro contenido político.

            La guardia de la empresa quiso sacarnos en tres oportunidades y nos amenazaron con llamar a la policía. “Llamá a quien quieras”, le contestamos. No lo hicieron.

            Seguiremos yendo no sólo a Fadea sino a otras fábricas de Córdoba, así como a otros lugares de trabajo, para difundir las propuestas del PL y las ABC, tan necesarias en estos momentos de crisis.

CORRESPONSAL

Contiuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación