SÍGANOS EN

Nacionales

Los jubilados son el pato de la boda

Publicado

el

            Con las primeras medidas adoptadas por Javier Milei en diciembre pasado ya comenzaba el desgaste salarial de los trabajadores y jubilados. El decreto 70/23 y el primer anuncio del ministro Luis Caputo con diez medidas preanunciaban lo que se venía, dejando el campo orégano a los sufrimientos que hoy después de seis meses padecemos los menos pudientes.

            Los jubilados ya hicimos nuestros aportes correspondientes durante treinta y pico de años, el único vacío de caja (en forma parcial), corresponde al periodo que administraron las AFJP, donde los trabajadores fueron convidados de piedra en este gran negociado de las corporaciones, principalmente extranjeras y mucho cipayaje.

            Recuperados los ahorros previsionales en 2008, por iniciativa de Amado Boudou, no solo se recupera la soberanía sobre los fondos de pensiones, sino que además esos ahorros comienzan a ser capitalizados para sostener algo tan vital como la Asignación Universal por Hijo (AUH). Además en 2015 se crea el Fondo de Garantía y Sustentabilidad del patrimonio que administra la Anses, que al mes de diciembre rondaba los setenta y seis mil millones de dólares, Fondo que tanto el macrismo (que ya había usurpado), como hoy el mileísmo, pretenden para su casta.

            Quiere decir que de ninguna manera el sistema previsional argentino es culpable del déficit fiscal, que tanto le reclama el FMI a todos los gobiernos y que sirven de pretexto para ajustar los ya magros salarios.

            La semana pasada en Diputados sacaron un nuevo proyecto de encuadre para las jubilaciones y pensiones, lo que puso más loquito al presidente, quien envalentonado ante algunos empresarios, amenazó con vetar todo lo que desestabilice el equilibrio fiscal, porque dijo “me importa tres carajos”. Milei quiere seguir con el plan motosierra contra los jubilados: de 100 pesos de disminución del gasto público, 40 pesos se los recortó a ellos.

            El miércoles 12/6 estuvimos muchos jubilados junto a demás trabajadores, movimientos sociales y partidos, en la plaza de los dos Congresos, movilizados contra la Ley Bases que supone el desguace del Estado, la caída de muchos derechos y el sometimiento de nuestra soberanía. La brutal represión policial no respetó ni siquiera las “canas” y nos tildaron de terroristas.

            Encima que somos la variable de ajuste a este plan de entrega, lo estamos pagando con padecimientos de todo tipo. En la comida, los medicamentos y la degradación de una vida que no es austera sino muy pobre. Sufrimos el atropello de un Estado opresor que no soporta siquiera la protesta social, contemplada a reprimir en su planificación de la miseria.

            En esta confabulación no se salva nadie por sí solo. Los seudo libertarios y las corporaciones están detrás del mismo, pero además cuentan con la total complicidad del PRO, los radicales y hasta algunos de UxP. Con este gobierno y un Congreso fácilmente comprable estamos hasta las manos. No nos queda otra que hacer valer en la calle, como corresponde, nuestros pocos derechos.

            Se volvió a sentir el mismo clamor del 2001 cuando cantábamos “que se vayan todos, que no quede ni uno solo”. Esta supuesta democracia capitalista, que destila corrupción, negociados y dependencia por todos los costados, dirigida por un lunático mesiánico, no merecen un día más de nuestros sufrimientos. Como se cantaba el otro día, “A vos te queda poco, Peluca botón, te cortamos las calles, te paramos el país, sos un hijo de yuta, te tenés que ir”.

            JORGE ARTACHO

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + 20 =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación