SÍGANOS EN

Juventud

Los paros en las Universidades

Publicado

el

            El 4 y 5 de junio se realizó un paro total de actividades de los docentes universitarios, no docentes y estos fueron apoyados por sectores estudiantiles. Fue una medida que engrosa el cada vez mayor número de actividades de lucha contra el plan de ajuste del gobierno. En este caso el reclamo principal es la mejora salarial, cuestión que cada vez cobra más importancia por el aumento desmedido de las tarifas en los servicios, el alza del costo de vida para los trabajadores claramente culpa de los formadores de precios y de la devaluación. Y esta es tan solo un ejemplo de los tantos otros focos de lucha que se libran día a día en nuestro país.

            Otro de los reclamos, además de la mejora salarial, es el aumento del presupuesto para las casas de estudio, con el fin de poder cumplir con sus obligaciones de pago de sueldos, servicios, mantenimiento, investigación y actualización. Se agrega también el pedido de restitución del Fondo Nacional del Incentivo Docente (Fonid) el cual ha caído en desuso víctima de la política de recorte y ataque a la educación pública por parte del gobierno nacional.

            Las medidas de fuerza tienen como antecedente directo el plan de ajuste que ya mencionamos, pero además la oferta de aumento realizada por el gobierno nacional cae en el carácter de “cómico” . Su oferta de 15% de aumento (en cuotas) es insuficiente para hacer frente al aumento del costo de vida. También es una declaración de guerra contra los sindicatos y trabajadores quienes, al llegar a la mesa de negociación con una propuesta seria, fueron tomados con poca seriedad.

            El PL apoya la movilización y lucha constante de los distintos sectores de trabajadores en estos tiempos de crisis, recorte y represión. Pero este partido desde su humilde posición necesita realizar precisiones necesarias para evitar que el movimiento obrero pierda su rumbo o sea victima de sectores oportunistas:

  1. La lucha debe tomar un carácter mucho más amplio que el económico. Hay que hacer entender a los trabajadores que la conquista salarial es solo una solución a una parte del problema, el verdadero problema se encuentra en el ataque frontal del gobierno a la educación pública y a la legislación laboral.
  2. Los centros de estudiantes deben politizarse y establecer relaciones de amistad con los frentes sindicales para apoyar la movilización y a su vez poder llevar los reclamos de las aulas a las calles.
  3. Debe crearse un frente común entre los obreros para apoyar toda medida de lucha posible, sin importar el sector, entendiendo que solo mediante la unidad obrera se logrará dar los golpes necesarios para hacer tambalear y caer al gobierno y sus aliados imperialistas.
  4. Para el PL y sus agrupaciones aliadas estas situaciones de crisis deben poblar los diferentes focos de conflicto y acercar las ideas para la constitución de un frente antiimperialista y antifascista, como así también instalar que el enemigo no es solo el gobierno. Este está apoyado por los monopolios y el imperialismo de la OTAN, siendo estos también enemigos del pueblo.
  5. Debe recordarse a los obreros, que los movimientos burgueses nos han traído hasta aquí, que no solo LLA y sus representantes son los que ajustaron. Los gobiernos anteriores (representados por otros partidos de la gran burguesía, o de la derecha liberal), a pesar de tener diferencias entre sí, terminan en el fondo representando elementos propios del sistema utilizados para evitar cambios revolucionarios y mantener intacto el capitalismo dependiente.
  6. Hay que evitar por todos los medios posibles, que las protestas, huelgas, movilizaciones y actividades se vean viciadas por comportamientos propios del liberalismo (como Mao mencionaría en su articulo contra el liberalismo, el cual recomendamos): no se debe llevar ni consumir bebidas alcohólicas, sustancias alucinógenas o estimulantes (de carácter ilícito), evitar conductas destructivas y vandálicas que solo lleven a manchar la protesta. Esto no quiere decir que la movilización deba ser “políticamente correcta”, sì es necesario el uso de métodos que puedan quebrar lo políticamente correcto, pero su uso es racional y necesario, esto puede ser válido (ejemplo, defendernos de la represión o pintar consignas con aerosol en paredes abandonadas).
  7. Reforzar la seguridad en nuestras organizaciones y evitar la infiltración de agentes reaccionarios.

Les mandamos un fuerte saludo revolucionario a aquellos que luchan día a día por la soberanía y dignidad de nuestro pueblo, la lucha no cesará hasta la victoria final y la derrota del imperialismo. Y las universidades deben hacer un gran aporte a ello, como se evidenció en la multitudinaria marcha del 23 de abril.

LULO MALESORI

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

four × 1 =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación