SÍGANOS EN

Editorial

EDITORIAL

Publicado

el

Romper el bipartidismo del ajuste y la dependencia

            El gobierno peronista del Frente de Todos y la oposición macrista de Juntos por el Cambio se están peleando cada vez más. Lo harán más a medida que se internen en la campaña para las PASO de agosto y las elecciones de octubre.

            En diciembre pasado la disputa entre ambos giraba en torno a la condena que la justicia macrista emitió contra Cristina Fernández de Kirchner, que venía de sufrir tres meses antes un atentado. Para JxC la condena estaba bien porque la vicepresidenta sería una corrupta. Para el oficialismo era más “guerra jurídica” contra una estadista.

            Ahora la disputa de las dos coaliciones es por el juicio a la Corte que el presidente Fernández y 12 gobernadores decidieron tardíamente impulsar en el Congreso, aún a sabiendas que no cuentan con números para llevarlo a cabo. Lo empujan igual para sacar a luz, con 14 buenas acusaciones, que el Poder Judicial protege a las corporaciones y la derecha. Obvio, esta jugada apunta también a defender a Cristina de los juicios y esa condena.

            El macrismo y bancadas menores no están de acuerdo con enjuiciar a la CSJN, como si esa “justicia” fuera una maravilla. Hay una devolución de favores: vos atacás al gobierno actual y fallás a favor nuestro (por ejemplo aumentando la coparticipación federal del gobierno macrista de CABA), y nosotros te defendemos. Vos fallás a favor de Clarín para que pueda subir tarifas en servicios esenciales, y nosotros te apoyamos…

            La condena a CFK y el intento de juicio a la Corte Suprema no son temas insignificantes. El PL tiene posición tomada. Considera que esa fue una condena injusta, sin pruebas concretas, que quiere proscribir de por vida a la vice. Sobre el juicio, es un manotazo de ahogado del gobierno, que claudicó ante los cuatro cortesanos durante más de tres años incumpliendo su promesa electoral de reforma judicial. Por supuesto que nos parece bien poner en aprietos al cuarteto de la venda caída que mira la cara del cliente antes de fallar.

NO SON IGUALES, SON PARECIDOS

            Una visión superficial de esas polémicas puede hacer creer que son dos fuerzas totalmente enfrentadas y diferentes. No es así. Las dos, sin ser iguales, tienen cosas en común y son parte del problema, no de la solución. Hay cinco temas que comprueban esas afinidades y/o coincidencias básicas entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

            El primero es el ajuste contra el pueblo.

            Está fuera de discusión el ajuste que realizó el macrismo contra los trabajadores, jubilados, la educación pública, etc. Y está a la vista el ajuste del FDT en este trienio contra el salario, que sigue sin recuperar lo perdido. “En poder adquisitivo y en dólares, el salario más bajo en dos décadas”, escribió Horacio Verbitsky el 5/2 en El Cohete a la luna. “Dos décadas”: esta administración y las anteriores, como la de JxC.

            El segundo es el acuerdo con los monopolios.

            En esto no hay muchas diferencias porque el macrismo hacía políticas para los grandes empresarios y este gobierno pacta con esos mismos personajes y entidades: Daniel Funes de Rioja, COPAL, Paolo Rocca, Techint, Unión Industrial Argentina, Cámara Americana (AmCham). Lleva a sus CEOs al gobierno, como Antonio Aracre, ex Syngenta, hoy jefe de asesores de Alberto Fernández. Esas políticas acentúan el modelo semicolonial sojero, agroexportador y minero, ahora con la novedad del valioso litio.

            El tercero es el acuerdo con el FMI para pagar la deuda.

            Macri contrajo en 2018 la deuda por 45.000 millones de dólares y en 2022 el actual gobierno la legalizó y comenzó a pagarla, contrayendo nueva deuda por ese mismo monto, cuyo capital habrá que comenzar a abonar desde 2024, en tanto los intereses y sobrecargos se están pagando desde ahora con ajuste contra el pueblo.

            El cuarto es la situación de los presos políticos.

            Los presos políticos fueron del macrismo, caso de Milagro Sala, presa en enero de 2016, y otros compañeros hasta 2019. Ahora son también presos del Frente de Todos. El presidente se niega a indultar a Milagro y suma nuevos presos como las 4 mujeres mapuche y sus criaturas, detenidas en el operativo represivo del ministro de Seguridad. Aníbal Fernández, y la gobernadora de Río Negro; y más recientemente, a Facundo Jones Huala. El macrismo mató a Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, pero no se puede negar que la represión policial sigue.

            El quinto es la sumisión al imperialismo yanqui.

            Macri nos entregaba al imperialismo, en tiempos de su amigo Donald Trump (de allí el préstamo récord del FMI), las concesiones a los británicos, su rol en el Cartel de Lima, etc. El peronismo, sin llegar a tanto, va por ese camino semicolonial con el amigo de la Embajada, Sergio Massa, en el súper ministerio de Economía. También con las reuniones de Santiago Cafiero con Marc Stanley, del embajador Jorge Arguello con la generala Laura Richardson del Comando Sur (la misma que confesó el interés yanqui por apoderarse de nuestro litio). El año pasado esa generala fue recibida por Cristina en el Senado. Los sindicalistas de CTA y CGT, y los gobernadores desfilaron por el despacho de Stanley. En la guerra de la OTAN contra Rusia en Ucrania, el gobierno se ha posicionado junto a la alianza imperialista.

            Habría más cosas para detallar pero con esto alcanza y sobra. La crisis argentina no se solucionará con más de lo mismo del FDT, ni con éste como mal menor, mucho menos con la vuelta del macrismo en cualquiera de sus variantes neoliberales.

            Hay que romper este círculo vicioso, capitalista dependiente, neocolonial, que empuja a la mitad de los 46 millones de argentinos a la pobreza.  “Argentinos a las cosas”, dijo Ortega y Gasset. A formar un Frente antiimperialista. Es difícil, pero seguir así es alternar entre Guatemala y Guatepeor, cada vez peor. Y queremos vivir en un país soberano, con un pueblo libre y feliz.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − eight =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación