SÍGANOS EN

Beatriz Perosio

Tercer Malón de la Paz sigue en Buenos Aires

Publicado

el

            Desde el 1 de agosto pasado se encuentran en Buenos Aires representantes de diversas comunidades indígenas de Jujuy.  Marcharon desde diferentes puntos del territorio jujeño, deteniéndose en diversos puntos de su recorrido para expresar sus reclamos y recibir la solidaridad de otros sectores y geografías.

            Llegaron hasta las puertas del poder político y judicial del país para exigir la anulación de la Reforma Constitucional que el gobernador jujeño Gerardo Morales impuso de espaldas al pueblo, con represión y persecución contra quienes ejercieron el derecho a la protesta.

            Esa carta magna de Morales y sus aliados pretende invalidar el derecho mencionado y a la vez genera el marco para que la actividad minera avance sobre los territorios que las comunidades habitan ancestralmente, desconociendo la normativa que consagra su posesión, tanto en el plano internacional como el de la propia Constitución Argentina.

            Por todo eso es que las Comunidades indígenas jujeñas decidieron esta larga marcha, al modo de las anteriores dos ediciones del Malón de la Paz. La defensa de sus territorios amenazados por el extractivismo implica también la lucha por el derecho a la protesta, reclamos que abarcan al pueblo jujeño en su conjunto. La demanda también contempla el pedido de que se intervenga el poder judicial jujeño, formateado al servicio de Morales,  así como la renuncia del gobernador, del ministro de Seguridad de la Provincia, Guillermo Corro, del jefe de Policía de la Provincia, Horacio Herbas Mejía y de las autoridades del Ministerio de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de Jujuy.

            El petitorio suscrito por los marchantes incluye además el desprocesamiento de lxs luchadorxs..

            Ya pasó más de un mes desde aquel Día de la Pachamama en el que los comuneros se instalaron frente a la Corte Suprema de Justicia.  El máximo tribunal, tan rápido para actuar a favor de los más poderosos, sigue mostrando su indiferencia ante las urgencias populares.

            Sólo unos pocos legisladores nacionales -como Myriam Bregman, Juan Marino y Alejandro Vilca- los recibieron en su momento.  Luego, el 23 de agosto, cuando se conmemoró un nuevo aniversario del Éxodo Jujeño, un conjunto de legisladores de Unión por la Patria expresó su solidaridad en una carta repudiando la represión, comprometiéndose a apoyar las presentaciones por la inconstitucionalidad de la Reforma de Morales y a trabajar por una Ley de Propiedad Comunitaria Indígena.

            Hubo otras expresiones de solidaridad,  como las de intelectuales,  académicos y artistas que suscribieron un documento titulado “Un abrazo al malón”, o los músicos como La Delio Valdés, Bruno Arias y Karamelo Santo que apoyan a las demandas indígenas actuando en un recital en el acampe.

            Ante la indiferencia de muchxs porteñxs y el hostigamiento policial y el boicot del gobierno la Ciudad de Buenos Aires, los comuneros siguen en Plaza Lavalle esperando que los reciba la Corte.

            El gobierno,  en tanto,  creó  la Comisión de Recepción y Análisis de Denuncias sobre Violencia Institucional en la provincia de Jujuy para recabar presentaciones por la represión en Jujuy, donde hubo muchas personas heridas -incluso algunas perdieron un ojo-, detenciones ilegales, intimidaciones, amenazas y armado de causas judiciales contra manifestantes.

            Se trata de aspectos positivos,  pero sin que haya avances de fondo.

            En los próximos día se espera que legisladores oficialistas vuelvan a recibir a representantes del Malón.  Sin embargo,  más allá de eventuales voluntades, no hay mucho margen para el optimismo porque el gobierno está cada vez más decidido a cumplir con el FMI. Y esto significa -entre otras cosas- profundizar el enfoque extractivista con sus desmontes, la destrucción del ambiente y el desconocimiento de derechos no sólo de los pueblos indígenas sino de la mayoría del pueblo.

            El candidato oficial Sergio Massa no dijo ni una palabra sobre el tema. No se puede olvidar que el dos veces  vicegobernador de Morales, Carlos Haquim,  proviene del mismo frente Renovador de Massa y hubo muchas veces flores entre el ministro y el ejecutivo jujeño.

MARÍA ALANIZ

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

12 + eleven =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación