SÍGANOS EN

Derechos Humanos

Sistema de Salud en la Provincia de Buenos Aires

Publicado

el

Hasta el 2015 la infraestructura hospitalaria venía creciendo en forma significativa en Buenos Aires, al igual que los programas que atendían las prestaciones básicas como medicación gratis para los sectores vulnerables y el plan Cunita.

Varios hospitales que se estaban por terminar en la provincia, quedaron abandonados durante el Macrismo, lo mismo que los programas antes mencionados. Apenas asumen los Fernández, en 2020 sobreviene la pandemia y la dimensión de la crisis obliga a terminar los hospitales comenzados con los K.

Lo cierto es que el aumento de establecimientos había que cubrirlo con personal y la diversificación de contratos y cambio de personal especializado a los nuevos centros de atención. Se menguó en forma sensible la atención que se mantiene hasta el día de la fecha, o sea que la demanda de personal especialmente lo que refiere a profesionales sigue complicando la demanda de los pacientes que se atienden en el sector público.

Esto conlleva estirar los turnos por meses para las especialidades más comprometidas o afectadas por la escasez de profesionales, lo cual redunda en más sacrificio para los pacientes, que deben realizar largas colas de madrugada, para poder conseguir mínimamente un turno.

Según el ministerio conducido por Nicolás Kreplak habrían realizado los correspondientes llamados a concurso para las vacantes pero sostienen que es un proceso que va lento. Lo importante es saber si realmente tienen la intención  y el presupuesto pactado para ocupar esas vacantes.

Algunos servicios como ecodoplex, estudios ginecológicos, osteoporosis, etc, dejaron de hacerse durante el Macrismo y no se recuperaron en este periodo en algunos hospitales, como así también servicio de dentista, pediatría y reumatología, donde los profesionales aprovechan para derivarlos a sus respectivos consultorios.

En abril se realizó en Mar del Plata el Congreso Provincial de Salud, que reunió además de facultativos y autoridades de la salud, a diversos funcionarios e intendentes de la provincia. Según ellos parecía que todo el sistema andaba de maravillas, porque sólo se nombraron datos que pueden ser positivos, pero de ninguna manera surgieron las realidades arriba mencionadas y que padecemos el común de los habitantes, al menos del conurbano.

Podemos decir que gran parte del electorado disconforme con esta gestión de gobierno viene en parte de la atención primaria de la salud, quizás lo único positivo fue como se enfrentó la pandemia y el extenso programa de vacunación. Lo demás lo vemos en la radiografía de la situación recién mencionada.

JORGE ARTACHO

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

two × five =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación