SÍGANOS EN

Beatriz Perosio

La fuerza de las Mujeres

Publicado

el

            En los discursos de los candidatos a presidente y vice para las elecciones presidenciales estuvo casi ausente la agenda de género, salvo por Myriam Bregman, que lamentablemente no llegó al balotaje.

            El movimiento organizado de mujeres y diversidades fue un actor social que estuvo en la calle en las últimas décadas, siempre presente en la lucha por los derechos del colectivo y en reclamo contra la violencia de género.

            Esa misma organización llevó a que ante el avance del fascismo con los candidatos de La Libertad Avanza y sus propuestas, muchas mujeres se pusieron al hombro la militancia para lograr la derrota de estas ideas que vienen a recortar derechos. Y si algo conocen las mujeres y las diversidad es de derechos cercenados.

            El voto de las mujeres en los comicios del 22 de octubre fue decisivo para lograr que Sergio Massa llegara al balotaje. Este candidato se hizo eco de esto y en el último debate hizo mención especial a la brecha de género, dirigiéndose a las mujeres.

            El activismo de La Libertad Avanza (varón, joven) es antifeminista; lo reflejan las expresiones de muchos de sus candidatos y referentes en contra de los logros de las mujeres y la diversidad. Su candidata a vice se expresó en contra de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. La brecha entre votantes de LLA es de más del 12% entre varones y mujeres.[1]

            Por ello, el triunfo de Javier Milei en el balotaje representa claramente un peligro para la población en general y para las mujeres y disidencias en particular.

Agenda de las mujeres trabajadoras en el periodo que viene:

            En contexto de inflación creciente, con una proyección que llegará al 150% en 2023, y un acuerdo con el FMI que resulta asfixiante, la pobreza avanza inexorablemente.

Aunque el electo presidente lo niegue el empobrecimiento tiene un impacto mucho mayor según el género: son las mujeres y diversidades quienes lo sufren con mayor crudeza. El desempleo es mayor entre las mujeres y personas del LGBTIQ+, ganan salarios menores y en peores condiciones: la población femenina cobra en promedio 44.668 pesos menos que los varones.

            La brecha salarial, ninguneada adrede por Milei en toda la campaña,  es del 27,7% en nuestro país, según  los últimos datos del INDEC[2]. Las causas de la brecha, según la ONU, son: el empleo a tiempo parcial para reducir costos por parte de las empresas, empleos mal remunerados, trabajos socialmente menos valorados por género, discriminación en el mercado laboral y el desconocimiento de la diferencia salarial entre mujeres y varones por parte de los empleadores.

            La desigualdad también está ligada directamente a las tareas de cuidado que recaen casi exclusivamente en las manos feminizadas. La brecha salarial es un indicador que muestra la diferencia entre los ingresos de los varones y las mujeres de una población.

            La diputada electa por la LLA, Lilia Lemoine, muy suelta de cuerpo y haciendo alarde de una brutalidad insuperable, expresó en  los medios su proyecto de ley para que los hombres puedan acceder al desconocimiento de su paternidad. Más allá de esta posición que refleja su machismo recalcitrante, esta diputada desconoce los números reales respecto a paternidad responsable en nuestro país.

            En septiembre último el INDEC publicó el indicador de la Canasta de Cuidado: $141.320 para menores de 1 año.; 166.877 para infantes de 1 a 3 años; $134.600 para el tramo de 4 a 5 años.;  $169.570 para niños, niñas y adolescentes de 6 a 12 años.

            Este indicador referencia los costos mensuales de los bienes y servicios esenciales y, por el otro, el costo del cuidado para la protección de la primera infancia, la niñez y la adolescencia.

            En su gran mayoría son las mujeres quienes maternan y cargan con las tareas de cuidado familiar, donde la cuota alimentaria es incumplida por los progenitores.

            Las violencias no cesan: según el observatorio “Ahora que sí nos ven” hasta el 30 de septiembre hubo 231 femicidios y 5 transfemicidios/trasvesticidios en nuestro país, de los cuales 45 víctimas habían realizado al menos una denuncia y 27 tenían medidas de protección.

            En nuestro país y desde 2019 existe el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. Una de sus funciones formales es “prevenir, erradicar y reparar la violencia por razones de género y para asistir integralmente a las víctimas en todos los ámbitos en que se desarrollan las relaciones interpersonales”. Este ministerio es uno de los que menos recursos tiene respecto de las 18 carteras del Gobierno Nacional: su presupuesto es de $ 77.171,71 millones de pesos para todo 2023.

            El candidato de la motosierra amenaza con cerrarlo y con este gesto demuestra que las mujeres y las violencias que sufrimos no le interesan para nada.

            Más allá de estas iniciativas y expresiones misóginas hacia quienes dirigen la cartera, entendemos que el Estado debe gestionar de manera efectiva políticas públicas para erradicar la violencia, la discriminación y explotación por razones de género.

            Muchas son las temáticas de la agenda feminista: acceso a la vivienda y la tierra, acceso a la educación sin discriminación ni techo de cristal.

            Las mujeres y diversidades, tomando el ejemplo de las Madres y Abuelas, nunca abandonamos la calles. No nos asustan la misoginia ni el machismo del nuevo gobierno, expresada tanto en sus dirigentes varones como mujeres. Nos encontrará  organizadas,  luchando por nuestros derechos, por los conseguidos y por los que aún nos falta ganar; exigiendo políticas de inclusión y contención. Por nosotras y nosotres, por nuestras infancias, y nuestres viejes.

MARÍA ALANIZ

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

four × three =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación