SÍGANOS EN

Liberación - Órgano de Prensa

La dolarización es un doble ataque a los argentinos

Publicado

el

            La dolarización argentina sería un experimento inaudito en el mundo.

            Hasta la fecha ningún país de las dimensiones de Argentina, país de tamaño mediano a nivel mundial, renunció a su soberanía monetaria. Los países europeos del tamaño de Argentina o más grandes lo hicieron a favor de una moneda común, el euro, dentro de la Comunidad Europea de la cual forman parte y como resultado de una muy compleja negociación comercial, económica y financiera

            Sería un jalón más en la triste historia de pérdida de soberanía nacional como el haber cedido su jurisdicción a favor de los tribunales de New York en los reclamos judiciales que hagan los inversores (como acaba de ocurrir en el juicio del fondo Burford).

            Javier Milei propone una rendición incondicional al imperialismo yanqui por una supuesta incapacidad nacional de manejar nuestra moneda nacional. Plantea la falacia de que si en el pasado no pudimos hacerlo, entonces en el futuro tampoco podremos hacerlo. Es un discurso propio de un capitulador y cipayo. Pero lo más importante: es pura y simple demagogia electoral.

            A la dramática situación económica en la que sobreviven como pueden las masas, producto de la inflación descontrolada, le propone a los electores una solución simple y entendible, pero profundamente falsa, como se demostró en los debates en los cuales le preguntaron insistentemente: ¿a qué valor del peso se dolarizará? y ¿tiene el apoyo del Tesoro de EEUU?

            Darío Epstein representante de BlackRock en Argentina y jefe económico del equipo de Milei que financió su campaña electoral responde que sin dólares no se puede dolarizar. Cómo se dice en el mundo del derecho: a confesión de parte, relevo de pruebas. Es un discurso “pour la galerie”. Se hará “en la medida que ingresen los miles de millones dólares que se necesitan”, aclaró, y si consigue el apoyo yanqui, aunque lo más probable es que se convierta en una más de las miles de promesas electorales incumplidas.

            Por otro lado además de afectar la soberanía es un golpe mortal al bolsillo de las masas que hace años ven caer su poder adquisitivo en términos de moneda dura sean dólares, euros, yuanes o francos suizos. De un salario mensual de más de mil dólares de hace unos años se cayó a pocos cientos de dólares de hoy. Según Silvina Batakis, titular del Banco Nación, la propuesta de Milei llevaría el salario a 24 dólares porque el dólar valdría entre 3.000 y 8.000 pesos.

            La campaña de dolarización es un caballo de Troya que se presenta como la solución al problema de la inflación pero en realidad busca garantizar el saqueo nacional. Saben que potenciará la devaluación por el pánico que provoca a quienes tienen pesos ahorrados y salen a comprar dólares.

            Su objetivo es lograr una devaluación tremenda del peso y que todos los activos nacionales queden a precios de remate y, como se dijo, pulverizar el salario. 

            A BlackRock y otros grupos financieros internacionales se les hace agua la boca ya que comprarán masivamente inmuebles y tierras como en EEUU (BlackRock compró más de 200.000 casas) y España. Acapararán las viviendas para lucrar con las necesidades de alquiler de las masas.

            La dolarización les permitiría el retiro libre de los dólares que invirtieron y sus ganancias sin la molesta supervisión y control del BCRA. Sin cepos y restricciones de ningún tipo: ese es el trasfondo de la dolarización. De eso se trata en la práctica la frase de campaña de “dinamitar el BCRA”. Que los monopolios se apoderen de la mayor parte de los activos argentinos y puedan ingresar y retirar sus ganancias sin ninguna restricción

            Habrá apertura comercial total para el ingreso de mercancías como en las épocas de Martínez de Hoz y Menem, que provocó el cierre de miles de fábricas y quiebra masiva de comercios, llevando a dos dígitos la desocupación

            Quieren total libertad para los monopolios de la COPAL (monopolios de la alimentación) y otros, para expoliar a sus consumidores con aumentos de precios sistemáticos .

            ¡Viva la libertad carajo! dice Milei, lo que significa viva la libertad para saquear a la Argentina. Un nuevo estatuto de vasallaje del siglo XXI.

            Otro efecto nocivo de la dolarización en Ecuador desde 1999 fue la falta de monedas lo que provocó que las mercancías de menos de un dólar, por ejemplo de 0,25 centavos, pasaran a valer 1 dólar. Nunca se vio en ese país un ejército tan numeroso de pobres y desamparados durmiendo en las calles

            Masas sin trabajo, consumidores expoliados y el pueblo argentino doblemente pauperizado. Esa es la propuesta de Milei: la libertad de poder morirse de hambre y vender un riñón.

            Quiénes fugaron miles de millones de dólares al extranjero en las sucesivas estafas al Estado nacional podrán usar libremente sus dólares malhabidos sin necesidad de cambiarlos por pesos. “Perdón popular de mercado” dice el asesor cavallista Carlos Rodríguez, un eufemismo para el blanqueo masivo de la guita que fugaron (estimada por el INDEC en 2022 en 362.258 millones de dólares).

            También habría más deuda externa, porque para dolarizar se necesitan 40.000 millones de dólares. Eso demandará pedir más créditos al FMI, o armar un fideicomiso con inversionistas extranjeros y también rematar empresas públicas rentables como YPF.

            No quieren parar la inflación. Para eso se debería controlar a los monopolios formadores de precios, pero ninguno de los candidatos a presidente lo quiere hacer ya que son quienes les financian sus campañas electorales, les otorgan dádivas y los sobornan.

            De todo esto se trata la dolarización.

MARTÍN GUEVARA

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

three + eight =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación