SÍGANOS EN

Liberación - Órgano de Prensa

EDITORIAL

Publicado

el

Elecciones: ver programa, historia de los candidatos y su actitud ante la lucha

            Reiteramos que los más importante no son estas elecciones sino las luchas populares habidas en estos años contra el ajuste del Fondo Monetario Internacional, por las reivindicaciones obreras y populares, por las libertades democráticas -en especial por los presos políticos – y en defensa de los recursos naturales, por la soberanía nacional y en contra de la voracidad de los monopolios y el imperialismo, sobre todo el yanqui.

            Y con seguridad que esas banderas concretas que hacen al salario, las jubilaciones, la educación, la salud pública y la vivienda, contra la inflación y por el no pago de la deuda externa, seguirán siendo centrales después de las elecciones de agosto y octubre venidero.

            Estos son los grandes temas que hacen a la vida y el interés de las mayorías. Eso no quita que habrá elecciones nacionales y el PL debe dar a conocer su posición, siendo un tema importante pero menor en comparación con los nombrados.

            No habiendo una situación revolucionaria que posibilite dejar de lado a los comicios, ni tampoco una proscripción explícita de ningún partido político (descontando las desigualdades en recursos y posibilidades reales, nada igualitarias), no caben el abstencionismo ni la denuncia de un fraude. Se debe seguir luchando y ese día ir a votar, por determinados candidatos o bien votando en blanco, que puede ser una opción válida.

            Lo primero a tener en cuenta es el PROGRAMA.

            Los partidos de derecha y centro derecha no hacen mucho hincapié en este aspecto. Tienden a decir generalidades, cuando no mienten diciendo tales cosas a sabiendas que harán exactamente lo contrario. Nobleza obliga, el fascista “libertario” Javier Milei ha confesado expresamente el desastre que haría si fuera gobierno, desde dolarizar hasta demoler el Banco Central, anular conquistas sociales y laborales, decretar la libre portación de armas y venta de órganos.

            Juntos por el Cambio, a punto de romperse entre el macrismo y el larretismo, va en esa dirección antiobrera y antinacional, pero no llega a decir las mismas barbaridades de Milei. De todos modos, Rodríguez Larreta y Bullrich, en sus reuniones con los CEOs de los monopolios y multinacionales han confirmado que profundizarán el ajuste, más rápido y con más deuda externa y represión. ¡Cómo será que Elisa Carrió advirtió que eso significará delitos de lesa humanidad!

            El peronismo del Frente de Todos cambiaría de nombre por la vergüenza que causa el actual. CFK ha pedido elaborar un programa, pero todavía no han presentado nada. En el mejor de los casos, bajo influencia de la vicepresidenta van a escribir algo que se diferencie al menos parcialmente de lo hecho. Eso sí, “renegociando” con el FMI, sin romper el acuerdo de 2022. Y pagando miles de millones de dólares de esa fraudulenta deuda externa, aunque alegando que no llegan a los 15.000 millones que se deberían oblar en 2024. Un gobierno así sería “primo hermano” del actual y seguiría el ajuste con el Fondo, aunque bajando un cambio. Si es que el Fondo lo permite, porque tampoco sería cuestión de romper con la entidad: el peronismo se ufana de ser “pagador serial”.

MEJOR EL FITU

            En materia de programas el mejor es el del Frente de la Izquierda y los Trabajadores Unidad (FITU), que plantea romper con el FMI, investigar la deuda externa, defender las reivindicaciones obreras y populares, bajar las horas de trabajo de los ocupados para repartirlas entre quienes están desocupados, sin bajar los salarios de aquéllos, etc.

            El segundo tema fundamental es el de los candidatos, su presente e historia reciente. El prontuario del fascista Milei como colaborador del genocida Bussi y adorador del entreguista Domingo Cavallo, reclutando hoy a elementos de ese período como Roque Fernández, Carlos Rodríguez y otros, e incorporaciones de CEOs de bancos como Diana Mondino, nos exime de mayores comentarios.

            Rodríguez Larreta viene con dos mandatos de jefe de gobierno de CABA, una ciudad desigual y con miles de personas viviendo en situación de calle. Su rival Bullrich fue ministra de la Alianza y Cambiemos, promotora del “gatillo fácil” policial, responsable de las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, agente de negocios con empresas yanquis y sionistas. Detrás de ambos, pero en especial de Bullrich, está Mauricio Macri, la mezcla de Trump y Bolsonazi argentino, que endeudó el país para fugar capitales.

            Del lado oficialista aún no hay candidatos definidos, ni siquiera saben si será por las PASO o por el “acuerdo”, léase el dedo de Cristina. Pero entre los precandidatos están Sergio Massa, hombre de la Embassy y piloto del criminal ajuste con el Fondo; Daniel Scioli, venido del empresariado menemista y expresión de derecha como vice de Kirchner y gobernador de Buenos Aires. También lo anotaron a Wado de Pedro, ministro del desastroso Fernández y promovido por el ladrón Luis Barrionuevo y empresarios, luego de haber entregado el agua de siete provincias a la israelí Mekorot.

            El PL detesta a esa lista de candidatos, a unos más que a otros, pero no está dispuesto a votar al “mal menor” (ver NOTAS POLÍTICAS).

            Nos parece mejor candidata a presidenta Myriam Bregman, del FITU, que ha planteado mejores propuestas, favorables al pueblo trabajador, denunciando el ajuste y entrega actual y pegando más duro sobre el macrismo y la derecha total de Milei y Mondino.

ACTITUD ANTE LAS LUCHAS

            El tercer punto decisivo es la actitud de los candidatos ante las luchas populares. Los fachos onda Milei y Espert amenazan con “cárcel o bala” a quienes reclaman contra el ajuste en las calles. Bullrich los corre por derecha porque ella ya lo ha hecho. Rodríguez Larreta y Morales, por el lado de JxC, quieren prohibir las marchas, igual que Juan Schiaretti en Córdoba, como ya lo hizo Gustavo Sáenz en Salta, socio de Massa. En provincias gobernadas por el FDT y aliados, como Río Negro, Chaco, Santa Fe y Buenos Aires se han reprimido a trabajadores y a quienes ocupan tierras porque no tienen dónde vivir.

            Los del FDT tienen vínculo directo con la burocracia sindical que frena y traiciona las luchas, en particular los traidores de la CGT, pero también de la CTA de Yasky. La mejor demostración es que en los casi últimos tres años de ajuste, desde 2021, no convocaron a un solo paro nacional activo. Al margen de esas burocracias, hoy los maestros de Salta y Jujuy muestran un heroico camino de resistencia.

            También en su actitud ante las luchas son mejores Bregman, Solano y otros candidatos del FITU, ligados al SUTNA, seccionales de la Suteba, Ademys y movimientos sociales como Polo Obrero y Unidad Piquetera, que han movilizado constantemente.

            Por estas consideraciones, el PL se orienta a votar en forma crítica al FITU. Al margen de las diferencias políticas que tenemos con sus cuatro partidos integrantes, del trotskismo, que por supuesto se mantienen, lo que podría impedir nuestro voto al FITU es en el caso de que se fragmenten, como ocurrió en Salta con 3 o 4 listas.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

three × three =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación