SÍGANOS EN

Nacionales

Schiaretti se suma a los presidenciables de la derecha

Publicado

el

            Después de haber sido vicegobernador de Córdoba junto con el nefasto José M. de la Sota, Juan Schiaretti lo sucedió entre 21007 y 2011 como gobernador y a partir de 2015 viene concluyendo otros dos períodos como tal en el Centro Cívico de Córdoba.

            Con un pasado de estudiante en el Integralismo y el Peronismo de Base, ese período fue traicionado por él, cuando -siendo contador – pasó a ser directivo del grupo Macri en Iveco-Fiat de Brasil. Lo posterior es más conocido: secretario de Comercio con Carlos Menem y Domingo Cavallo, interventor-gobernador de la provincia de Santiago del Estero en los ‘90 y luego las más altas responsabilidades en “la Docta”, siempre con el Partido Justicialista.

            S siempre gobernó hizo apoyando y apoyándose en lo más granado de los monopolios, sobre todo los reunidos en la Fundación Mediterránea fundada por el contubernio de los Pagani (Arcor), los Roggio y los Astori, quienes a su vez contaron con Domingo Cavallo como carta fuerte para hacer sus negocios. A propósito, este artífice del neoliberalismo y la entrega del país fue diputado nacional a instancias de De la Sota. De ahí lo llevó Menem como su canciller primero y luego ministro de Economía, para una década entreguista (1989-1999).

            Cavallo no paró ahí. En 2001 terminó como ministro de Economía de Fernando de la Rúa, de la Alianza que hizo estallar el país en diciembre de aquel año, con 39 muertos por la represión durante el “Que se vayan todos”.

            Salvo De la Sota, que murió en 2018, el resto de esos personajes sigue haciendo daño y lo hacen en banda en la Mediterránea. Justamente el 6 de marzo pasado la Fundación, ahora presidida por Pía Astori, hizo un almuerzo donde habló Schiaretti, como lanzando de hecho su campaña electoral. Allí habló de superar “la grieta” entre el gobierno del FDT y la oposición de JxC, con un discurso supuestamente federalista y de mejorar las condiciones económicas y las inversiones, para elevar las condiciones de vida. Bla bla bla.

            El escenario fue compartido con el titular de la Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), “think thank” de la Mediterránea, Carlos Melconian. Este economista del establishment fungió como presidente del Banco Nación durante dos años del macrismo (2015-2017) y ahora está al frente de los equipos de IERAL que están elaborando planes económicos de ajuste para Schiaretti en  caso de ser presidente (o de otros similares que compitan con los colores del empresariado concentrado del centro del país).

            Melconian reivindicó allí la experiencia de Cavallo y su plan de convertibilidad que supuestamente dio estabilidad al país. El aludido sonreía entre los invitados especiales, como uno más de la familia. Melconian es un político flexible, por eso en junio de 2022 fue recibido en reunión reservada por Cristina Fernández de Kirchner para hablar de planes de estabilización. ¿Será por eso que la vicepresidente habló el 10/3 en Viedma de “Hegemonía democrática o Consenso” con la oposición?

            Schiaretti no sólo tiene sociedad con la Mediterránea sino también con los grandes productores sojeros y la Mesa de Enlace; desde 2008 viene abogando por sacar las retenciones a las exportaciones, “sacando la pata de encima al campo”.

CON LA DERECHA POLÍTICA

            Durante el macrismo, Schiaretti fue un gobernador amigo, que hasta bailaba con él en la Fiesta Nacional del Maní, en Hernando (2016). Luego formó Alternativa Federal con Juan M. Urtubey, Sergio Massa, Miguel Pichetto y Roberto Lavagna, que no prosperó para los comicios de 2019.

            Y ahora está tejiendo un engendro similar, habiéndose reunido en enero con Urtubey primero y luego con el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saa, y posteriormente con su colega de Santa Fe, Omar Perotti, otro gobernador corrido a la derecha dentro del Frente de Todos, ya derechizado. La excusa del encuentro fue inaugurar un primer tramo de un acueducto desde aquella provincia hacia Córdoba.

             La idea del cordobés es armar un espacio de centro-derecha y derecha, con esos personajes antikirchneristas, pero también tentó en reuniones bilaterales a dirigentes del radicalismo como Facundo Manes y Martín Lousteau, sin respuesta por ahora.

            Otro dato de estos aprestos ocurrió en el Senado, cuando la esposa de Schiaretti, la senadora Alejandra Vigo apareció en un grupo de senadores que rompió con el FDT (ella nunca estuvo allí). Ahora es vicepresidenta del bloque de cinco senadores de Unidad Federal. Fue otra movida inspirada por Schiaretti con vistas a los comicios de 2023.

            Esta provincia, Córdoba, tiene fuertes paros y movilizaciones docentes y del personal de Salud, precisamente por los bajos salarios y precariedad de los empleos. Esa es la realidad de quién es Schiaretti, el cavallista y mediterráneo ajustador, endeudador serial de Córdoba. Lo demás, como darle una casa a Abuelas de Plaza de Mayo para que tengan su local, es un mero gesto para la tribuna, donde por supuesto hay unos cuantos que lo aplauden.

DIEGO ZAPATA

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 2 =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación