SÍGANOS EN

Derechos Humanos

NOTAS POLÍTICAS

Publicado

el

Las 5 políticas del PL para enfrentar y derrotar a Milei

            Lo primero para enfrentar al gobierno Facho Fondomonetarista es identificarlo como el enemigo principal. Cualquier duda o pifia al respecto sería una falla fundamental estratégica. A ese blanco hay que apuntarle todas las luchas, a Milei y sus funcionarios como a los grupos monopólicos que lo respaldan y el FMI y el imperialismo que lo bancan (ver editorial). Los “opositores” que recomiendan dialogar vía el ministro del Interior, Guillermo Francos, y los que aceptan cargos como Daniel Scioli, son traidores. Los que como Juan Grabois dicen que hay un golpe de Estado de Victoria Villarruel contra Milei, de hecho le hacen el juego a éste, presentado como “mal menor” de la negacionista. El gobierno del facho es el enemigo. Y al enemigo se lo combate con todas las herramientas disponibles, actuales y futuras.

            Lo segundo, ante esta clase de gobiernos entreguistas, represivos y semicoloniales, hay que tener una estrategia revolucionaria de derrotarlo cuanto antes, según las condiciones objetivas y subjetivas. Si Milei es peor que Fernando de la Rúa, entonces hay que hacerle un Argentinazo mayor al de diciembre de 2001 y no permitir que se vaya a su casa sino a la cárcel, él y todos sus funcionarios, por el delito de entregar la Patria, hambrear al pueblo y convertir la Argentina en una semicolonia yanqui y del sionismo de Israel. Hace dos décadas una simple consigna lo explicaba: “Si el ajuste es ley, la rebelión popular es justicia”. Hagamos justicia sin atender a los que fueron “mariscales de la derrota” como Alberto Fernández, Cristina de Kirchner y Sergio Massa, que están borrados de la acción política, creen que a Milei hay que darle tiempo y consideran apresurado los paros en su contra. La victoria vendrá con un nuevo Argentinazo, mayor y mejor que el de 2001.

            Lo tercero es contar con una táctica que haga énfasis en las movilizaciones populares, que comenzaron desde los primeros días del gobierno facho libertario. Hasta la cómplice dirigencia de la CGT tuvo que llamar a un paro general el 24 de enero, pese a la opinión contraria de Massa y varios burócratas mayores. Han habido movilizaciones callejeras ante el Congreso, cacerolazos, marchas piqueteras ante el corte de comida en los comedores y merenderos populares; protestas de la cultura y la ciencia, de los usuarios del transporte público ante los tarifazos, de los organismos de Derechos Humanos por la brutal represión en el Congreso, cortes de calles de vecinos por los cortes de luz, advertencias de autoridades universitarias por el escaso presupuesto, críticas de empresarios Pymes por la caída de la actividad económica y de otras empresas por el parate de la obra pública. Todo esto, con ser muy importante, no alcanza. Hay que multiplicarlo con más asambleas, movilizaciones, paros, cacerolazos, cortes de calles y rutas, piquetes, etc, que den forma concreta a un plan de lucha nacional, combinándose con nuevos paros generales. Acá estuvo faltando un componente fundamental que son los estudiantes, maestros, profesores y no docentes, que desde marzo deben volver las clases, terminado el receso. Tienen que ponerse a la altura de las circunstancias, sin permitir que burócratas sindicales del sector sigan con el freno de los últimos cuatro años.

            Lo cuarto tiene que ver con los métodos de lucha. Ya se dijo que lo fundamental son las movilizaciones callejeras. El gobierno y en especial la fascista Patricia Bullrich, quieren quebrarlas con la represión policial y nuevas modalidades como el gas tóxico que  tiran a la cara, los renovados disparos a los ojos de los manifestantes, las amenazas del Protocolo Antipiquetes, los aumentos de penas para quienes participan de las marchas y son detenidos, etc. Queda claro que los agresores son ellos, los uniformados de las diferentes fuerzas policiales, mandados por Milei y Bullrich. Entonces, sin caer en aventurerismos ni provocaciones, hay que ir mejor preparados a las marchas, más organizados y dispuestos a defendernos de aquellas agresiones policiales. No vamos a poner la segunda mejilla después que nos dispararon a la primera. No trataremos de “infiltrados” a los compañeros que se tapan la cara para que no los identifique la policía, ni llamaremos “provocador” al manifestante que se defiende con una piedra ante un represor que usa armas de fuego. El gobierno nos quiere derrotar con la represión, el miedo y la cárcel. No lo vamos a permitir. Vamos a luchar siempre, con los criterios que recomendaba Mao en agosto de 1945: “unidad y lucha, unidad mediante la lucha; luchar con razón, con ventaja y sin sobrepasarse; utilizar las contradicciones, conquistar a la mayoría, combatir a la minoría y aplastar a los enemigos uno por uno”.

            El quinto criterio del PL parte también de ese punto de vista del camarada Mao sobre utilizar las contradicciones, conquistar la mayoría y aplastar a los enemigos uno por uno. Él se aprestaba a liquidar al Kuomintang luego de haber derrotado a los invasores japoneses. Nuestra situación es muy diferente porque sufrimos una ofensiva de la ultraderecha reaccionaria y nuestro partido es débil, pero aquella orientación maoísta es válida. La calle es lo fundamental, pero no se debe subestimar la lucha parlamentaria, que contra la “ley ómnibus” libraron bien las bancadas del FITU y UxP. Hay que usar las contradicciones de la burocracia de la CGT con el DNU y ese proyecto, e incluso las diferencias secundarias entre algunos gobernadores y bancadas como la de Pichetto con el gobierno, para caer más duros sobre éste.

            Con esas cinco orientaciones el PL reitera su llamado a otras fuerzas populares a conformar entre todos, sin sectarismos ni hegemonismos, un Frente Popular Antiimperialista y Antifascista, que impulse la lucha contra el ajuste y avance hacia un pronto Argentinazo. “En el camino se acomodarán los melones”, como dice el refrán popular.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

sixteen + 1 =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación