SÍGANOS EN

Liberación - Órgano de Prensa

NOTAS POLÍTICAS

Publicado

el

El PL votará al FITU en las PASO

            El 13 de agosto son las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) para elegir los candidatos de diferentes partidos y coaliciones, con vistas a las elecciones del 22 de octubre para presidente y vice, senadores y diputados nacionales y en algunos casos a gobernadores.

            La participación viene con una fuerte tendencia a la baja, que tiene varias causas pero la principal es la decepción con la democracia burguesa. Raúl Alfonsín dijo en 1983 que “con la democracia se come, se educa y se cura”, pero en el 40 aniversario de la recuperación institucional tal promesa se incumplió. Esta es una democracia burguesa con mayor o menor grado de ajustes antipopulares y más o menos dependencia de los monopolios y el imperialismo. Hubo lapsos donde el capitalismo dependiente fue algo menos verdugo (el kirchnerismo, entre 2003 y 2013) pero sin perder nunca su esencia injusta, explotadora y dominada por los monopolios.

            Entre 2015 y 2019 con el gobierno neoliberal de Mauricio Macri y desde 2019 con el de Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa, se acentuó el ajuste antipopular, aumentaron los negocios de monopolios y multinacionales, el peso de la deuda externa y el FMI asumió el rol de cogobernante. Sin ser lo mismo ambas administraciones, el daño producido a los trabajadores y sectores populares es atroz: 41 por ciento de la población en la pobreza, inflación anual del 114 por ciento, más del 40 por ciento de los trabajadores precarizados y una deuda externa fraudulenta de 400.000 millones de dólares.

            Esa es la Argentina que fabricó Cambiemos, con Macri, Rodríguez Larreta y Bullrich, más el FMI. Y continuó en lo esencial el Frente de Todos, hoy camuflado como Unión por la Patria, de los dos Fernández y Massa, el hombre de la Embassy.

            Para no caer en pesimismo hay que aclarar que la resistencia obrera y popular se ha mantenido, como lo prueba la heroica rebelión docente y de pueblos originarios en Jujuy y las protestas de los movimientos piqueteros en Buenos Aires y el país.

            Esas luchas son temidas por el establishment. El titular de la Cámara de Comercio y Servicios, se quejó de los reclamos de trabajadores como si fueran responsables de la caída de la actividad económica. Dijo que hay 100 paros por mes como promedio de los últimos años. Quizás exageraba para ponerse en “víctima”, pero claro que hay luchas. Donde hay opresión hay resistencia…

VOTO AL FITU

            Como marxista-leninistas sanmartinianos, el PL cree que se debe boicotear una elección de la democracia burguesa cuando existen fraudes, proscripciones e ilegalidades, o bien cuando la lucha de clases ha entrado en una situación revolucionaria, caso del Cordobazo de 1969 y el Argentinazo de 2001. Esas circunstancias no se dan en este momento, si bien maduran las condiciones para un estallido social.

            Entonces hay que votar por alguna fórmula en las PASO y en octubre.

            Es obvio que nuestro partido no votará nunca por los macristas de Juntos por el Cambio, Rodríguez Larreta y Bullrich, y mucho menos por el fascista Javier Milei. Estos tres son los candidatos de la embajada yanqui de Marc Stanley, la AmCham, Adeba, ABA, AEA, UIA y Sociedad Rural. También integra ese lote Massa, de aceitados vínculos con Washington y esas corporaciones empresarias. Además desde agosto de 2022 viene ejecutando el plan de ajuste con el FMI, el mismo que hizo votar en marzo de 2022 en Diputados, con el apoyo mayoritario del FdT y JxC.

            Dentro del FdT-UP, se ofrece al progresismo como “premio consuelo” para las PASO la fórmula Grabois-Abal Medina, que es mejor que la de Massa-Rossi, pero con un insalvable límite: Grabois es parte del gobierno y va adentro del oficialismo, apoyando sus listas de diputados y senadores, e integrándola con candidatos de su sector. Grabois ya lo dijo: si pierde las PASO se suma a la campaña de quien gane, o sea Massa y el gobierno del ajuste. Por eso su candidatura es un chupete para que los kirchneristas desencantados tengan un candidato más potable para las primarias y luego, en octubre, ir obedientes, detrás de la Embassy. No cuenten con el PL para esa maniobra de CFK, Massa y el PJ.

            El PL votará al FITU, en forma crítica. Antes y después seguiremos en la lucha hacia la rebelión popular que amerita esta situación de crisis, pobreza, hambre y pérdida de soberanía del proyecto agrosojero, minero, extractivista y exportador de los cuatro candidatos de Stanley: Larreta, Bullrich, Massa y Milei. Son los Cuatro Jinetes del Apocalipsis.

Nuestras razones del voto:

1) El FITU ha denunciado el ajuste fondomonetarista, en las calles, conflictos sociales y en Diputados. Esto es parte importante de su programa y de su actividad política, social y sindical, también parlamentaria. No votó el acuerdo con el FMI sino que lo denunció. Coincidimos en que la salida es por izquierda.

2) Esa buena actitud se vio a nivel nacional y en conflictos muy importantes, como hoy en Jujuy con los docentes y los pueblos originarios, y rechazando la reforma inconstitucional de Morales. Antes en la huelga del SUTNA, los reclamos piqueteros, etc. Promovió actos cuando la burocracia sindical afín al gobierno no los hacían, etc. Han apoyado a los movimientos de Derechos Humanos, feministas, de estudiantes, etc.

3) Por haber participado de esos reclamos el fascista Espert los denunció penalmente por sedición y pidió la expulsión de los 4 legisladores del FITU.

4) Además de propuestas generales como dejar de pagar la deuda externa al FMI, tiene otras concretas como bajar las horas de trabajo sin recorte salarial para repartir esas horas y crear más empleo. Plantearon un plan de lucha que conduzca a un paro general activo contra el ajuste. Han desenmascarado a Milei, Espert y demás fascistas.

            Por eso el PL votará a nivel nacional la fórmula presidencial Bregman-Del Caño, y en cada provincia a la lista del FITU que a la regional del PL le parezca la mejor, porque lamentablemente no fueron unidos. Nuestro voto es favorable pero crítico. Y no sólo por ese aspecto sectario sino por asuntos más importantes, como es la negación de esos cuatro partidos trotskistas a la construcción de un Frente Antiimperialista, su sectarismo frente a peronistas combativos, su negativa a defender a Cuba socialista frente al bloqueo yanqui y su horrible posición respecto a la guerra en Ucrania, donde coinciden con la cancillería argentina y Washington en que Rusia sería la agresora, cuando es la OTAN.

            No obstante esas importantes diferencias, que dejamos explícitas, el PL votará por el FITU y seguirá la lucha en las calles porque estas elecciones no van a solucionar nada por el lado de los candidatos del ajuste. Al contrario, la crisis se pondrá más al rojo vivo.

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nine − seven =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación