SÍGANOS EN

Liberación - Órgano de Prensa

El ajuste era sobre los humildes

Publicado

el

            Cuando Macri en 2018 endeudó al país con el FMI comenzaron a circular los consabidos  términos de “déficit fiscal” y el más peligroso aún, el fatídico “ajuste” al que echan mano los “Messi de las finanzas”, sencillamente por donde recaen las quitas presupuestarias, que no es otro sector que el de los más desprotegidos.

            El hambre no puede ser la variable de ajuste para resolver los problemas de las finanzas de un país que fue devastado en forma reiterada por las diferentes gestiones representativas del capitalismo dependiente y donde el “albertismo” tuvo la oportunidad de hacérselo pagar a la gestión macrista y todos los que usufructuaron del préstamo del FMI, pero no lo hizo.

            Ahora esos beneficiarios de la fraudulenta deuda vienen a someter a la víctima de ese fraude con más ajuste. Cualquiera diría que no se puede ser más “masoquista”, cuando un pueblo elige a su verdugo. Lo saben además los trabajadores desocupados por el fin de la obra pública, que son alrededor quinientos mil laburantes de la construcción.

            Y así de fraudulenta también es la supuesta “democracia” del capitalismo occidental y cristiano, donde hay que optar por el menos malo aunque te sigan cascoteando. La realidad es que de democracia no tiene nada, es la dictadura capitalista camuflada de republicanismo, donde imperan las leyes de un mercado ya desentrañado por Marx y Engels en el siglo XIX.

            La colonización cultural sobre una sociedad es el ariete de las oligarquías para penetrar la conciencia  colectiva, donde la mentira a través de las religiones y el discreto encanto del consumismo burgués, vía medios de incomunicación, van perfilando la conducta de la población.

            Cuando Milei dijo que el ajuste lo iba a pagar la “casta”, fue la primera mentira al electorado. En los dos primeros meses de gestión muchos de sus votantes están reconociendo el error a través de las consecuencias de sus medidas que ellos mismos padecen, como la desregulación en el control de precios y tarifas, que llevó por las nubes el costo de los alimentos y el transporte.

            Cuando se refería a la estafa de los planes sociales y los comedores, como economista jamás entendió que tan solo representa alrededor del uno por ciento del PBI, para atender las necesidades mínimas de los desocupados y empobrecidos por su propia casta, cuarenta mil comedores a nivel nacional, ahora resulta que le pasa la administración de esos recursos a las iglesias evangelistas y ONG de dudosa procedencia.

            En el corto tiempo que lleva de gestión no solo se le cayeron las mentiras, sino que demostró junto a su casta lo ineficientes que son para administrar un gobierno. No es lo mismo una empresa que una nación con sus diferentes complejidades. Lo que realmente vinieron a hacer es tomar el poder político para legalizar sus negocios y estafas, principalmente para las corporaciones que los bancan: BlackRock, Vanguard, AmCham, AEA, FMI, Bayer, Molinos, Cargill, etc.

            A eso se refiere cuando grita “viva la libertad, carajo”. No quieren controles sobre sus negociados mafiosos, mientras las clases menos pudientes estamos más presos de los hacedores de precios y la especulación monopolista. La venganza por la caída de la “ley ómnibus” es sacar por decreto la desregulación de precios y tarifas y la consiguiente desafección de los entes reguladores.

            La otra vendetta bien tipo mafiosa, el no giro del “Fondo Nacional Incentivo Docente” y la quita del subsidio al transporte que recibían las provincias como Fondo Compensador. Jugada que se echa varios gobernadores en contra, quienes hasta hace poco fueron sus aliados.

            Lo interesante sería que ante todas estas bravuconadas, el pueblo más temprano que tarde, le haga tronar el escarmiento que se merece. No solo a él y su grupete, además de aliados y obsecuentes, que son marionetas del sistema, sino por sobre todo a sus mentores monopolistas y financistas.  

JORGE ARTACHO

Continuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seventeen − 2 =

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación