SÍGANOS EN

Derechos Humanos

Derechos de los pueblos indígenas, siempre pisoteados

Publicado

el

            El asedio al lof Quemquemtrew, el asesinato de un mapuche, la estigmatización y criminalización del pueblo mapuche y la ofensiva megaminera, son parte de las formas que adopta hoy la opresión a los indígenas. Las leyes y los tratados internacionales que protegen a esas comunidades son letra muerta frente a los intereses de los monopolios y los terratenientes.

            Para este 16 de diciembre está convocada una audiencia por la denuncia por “usurpación” de un predio en Costa del Ternero (Río Negro) contra la lof Quemquemtrew.

            La denuncia fue presentada por Rolando Rocco, un empresario que reclama la posesión de tierras de la zona por un supuesto plan de forestación que llevaría adelante.     El werken (vocero) del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro, Orlando Carriqueo, asegura que esas tierras son fiscales. Además, existen documentos que revelan que el lugar estaba ocupado “por aborígenes” ya en 1920.

            En el marco de los reclamos de Rocco, con el visto bueno del gobierno rionegrino y en base a posiciones avaladas por lo más granado de la derecha represiva nacional (desde Patricia Bullrich a Sergio Berni), dos personas ingresaron a la zona, asesinaron a Elías Garay (de 29 años) e hirieron gravemente a Gonzalo Cabrera (25). Mujeres y hombres mapuches  que acompañaban a Cabrera sufrieron agresiones físicas y hostigamiento de parte de un grupo de personas organizadas.

            A esa situación se llegó luego de casi 2 meses de cerco policial a cargo del Cuerpo de Operaciones de Rescate (COER) de la policía rionegrina, durante el cual impidieron que se proporcionara alimentos y medicinas a la comunidad que reclamaba. El cerco fue avalado por el juez Calcagno, quien dejó claro en su resolución las verdaderas prioridades de la “justicia” y del gobierno: la propiedad privada en favor de los empresarios es más importante que la vida de hombres, mujeres y niños.

            Y también pesan más que los derechos de los pueblos originarios, a pesar de lo que diga la Constitución, el Convenio 169 de la OIT y cualquier norma que se oponga al avance de la explotación.

            La campaña de estigmatización de los pueblos indígenas no es novedosa; por el contrario, tiene antecedentes lejanos en el tiempo tanto en la Argentina como en el mundo.

            Se estima que la Conquista trajo como consecuencia la muerte de un 90% de la población indígena que había cuando llegaron los españoles a América. Ese exterminio se debió no sólo a la acción militar directa de los europeos, sino también -y sobre todo- por la destrucción de los medios de vida, la desarticulación de sus instituciones, de su forma de entender al mundo y actuar en él.

MARÍA ALANIZ

Contiuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación