SÍGANOS EN

Liberación - Órgano de Prensa

Claudicaciones políticas del Frente de Todos, de sus 3 socios

Publicado

el

NOTAS POLÍTICAS

            El Frente de Todos ganó las elecciones de 2019 y llegó al gobierno rodeado de una gran expectativa popular, porque se creía que terminaba la pesadilla del macrismo. Aquel 10 de diciembre de ese año y tras la jura, el presidente y la vice hablaron a la multitud en Plaza de Mayo en un recital donde se bailaba con Estelares y “Hoy es un día perfecto”.

            A poco más de dos años el presente y futuro del pueblo dista mucho de ser perfecto, castigado por el ajuste, la pandemia, el pago de la deuda externa y un aumento de la pobreza, que pega más fuerte en los niños y personas de edad.

            Lo que puede rescatarse de positivo de esta gestión es la vacunación contra el COVID-19, pues 78 por ciento de la población tiene dos dosis. Tampoco aquí hay ninguna perfección: no hay vacuna nacional como sí tiene Cuba y en el contrato con Pfizer el gobierno modificó una ley soberana para dar más garantías a esa multinacional, con regalías petroleras. Como sea, hubo vacunas y esto estuvo bien.

            Pero en otras materias muy importantes, el gobierno de los Fernández fue aplazado. Incluso en Salud, no mejoró el bajo nivel salarial y condiciones de trabajo del personal médico, enfermeros y demás empleados que estuvieron en la primera línea contra la pandemia.

            El presidente alardeó de que había aumentado 12,28 por ciento para las jubilaciones, pero omitió que en marzo las jubilaciones mínimas, para más de 6.5 millones de jubilados, serán de sólo 32.630 pesos. Y que las beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo cobrarán 6.375 de pesos. Un millón de humildes deberán arreglarse con 16.000 pesos, cuando ese ingreso deberían percibirlo 10 millones de personas más.

            Los responsables de esos bajos salarios y jubilaciones no son sólo los funcionarios del gobierno sino también, más que ellos, los CEO de los monopolios, agroexportadores y banqueros, que deciden e  influyen por detentar lo resortes fundamentales de este país capitalista dependiente.

            Lejos de afectar a esos intereses monopólicos, el presidente Fernández desde la asunción viene cultivando la amistad y subordinación con aquellos popes nucleados en la AEA y UIA como Techint, Clarín, Aceitera General Deheza, Molinos, Arcor, Toyota, etc. En vez de aumentarles impuestos, han pergeñado en conjunto leyes para bajar por varios años las retenciones y favorecerlos con desgravaciones impositivas. Lo hicieron con el Consejo Agrario Industrial Argentino, las petroleras, gasíferas y mineras; y las automotrices.

            Hubo retrocesos en lo económico-social y lo político propiamente dicho, anticipado por la falta de expropiación de Vicentín. Después lo coronó claudicación con el FMI, el 28 de enero pasado.

            Hay muchos otros asuntos graves, como la ausencia de una reforma judicial, prometida con bombos y platillos y que hoy es un silencio atronador. Un sector del pueblo, pese a la deserción del gobierno, volvió a reclamar esa reforma y la renuncia de los 4 sátrapas de la Corte Suprema de Injusticia.

            Otro ejemplo negativo en lo político es la permanencia de 37 presos políticos, la mayoría detenida por Macri y que continuó en esa condición con los Fernández, caso notorio de Milagro Sala. Otros fueron detenidos por el Frente de Todos, como Facundo Molares, a pedido del narco estado de Colombia.

TRIPLE DECEPCIÓN

            De las tres patas del Frente de Todos, la actuación del Frente Renovador de Sergio Massa era la más previsible. Siempre fue de la derecha política bien cercana a la embajada de EE UU, un socio de Macri en su gobierno y facilitador de leyes antipopulares, ayudó a pagar a los “fondos buitres”, etc. Hoy Massa preside Diputados, dirige los ministerios de Transporte y Desarrollo Social, su mujer preside AySa (Agua). Es el socio principal de Alberto Fernández en su franela con la administración Biden, el Departamento de Estado y el FMI.

            Los virajes a la derecha tampoco podían extrañar en el presidente, jefe de campaña de Massa y Randazzo, defensor del suicida Nisman, lobbista de Clarín y crítico de los aspectos positivos de Cristina entre 2008 y 2015. Fernández se hizo elegir presidente del podrido Partido Justicialista y se apoya en Massa, los burócratas de la CGT y algunos gobernadores, entre ellos el ascendido a jefe de Gabinete, Juan Manzur, retrógrado en todo sentido. AF es el principal responsable de haber firmado junto con Martín Guzmán la rendición con Georgieva.

            Quien concitaba más apoyo popular era Cristina Fernández y su gente, Axel Kicillof como gobernador de Buenos Aires, Máximo Kirchner con La Cámpora y Wado de Pedro en Interior. Hasta ahora este progresismo se marchitó casi a punto de morir, porque CFK recién criticó el ajuste después de la derrota oficialista de las PASO. Antes acompañaba sonriente el rumbo de ajuste. Tras el acuerdo con el Fondo y hasta el 12 de febrero no dijo esta boca es mía. Ella no parece estar muy convencida de esa capitulación, pero no la denunció ni propuso otro rumbo; habrá que ver qué dice y qué vota en el Senado.

            El que estuvo mejor fue Máximo Kirchner, que criticó ese acuerdo y renunció como jefe de bloque del FDT en Diputados. ¿Se animará él y los 19 legisladores de La Cámpora a votar en contra? Sólo si hacen eso se podría tomar su gesto inicial como un rechazo a la legalización de la estafa.

            Dejamos una puerta semiabierta para analizar los hechos, sin preconceptos. Pero hasta ahora, en base a la realidad, los tres socios del gobierno, con matices, han defraudado a sus votantes. El PL, desde la izquierda, los votó en 2019 para sacar a Macri, pero no los votó en 2021, porque tomó nota del ajuste. Llamamos a los compañeros peronistas combativos y honestos a romper con los tres dirigentes de este gobierno traicionero y recomponer junto a la izquierda una alternativa popular, democrática y antiimperialista ahora, en la lucha y las calles, y llegado el caso, para las elecciones de 2023. 

Contiuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación