SÍGANOS EN

Beatriz Perosio

C5N se fue degradando en política al compás del gobierno

Publicado

el

            En el último año el discurso de C5N fue tornándose cada vez más a la derecha del espacio mediático. Si bien nunca fue un medio de izquierda, dentro de sus análisis y programas se podía encontrar cierto enfoque progresista. Hoy son pocos los programas que pueden tener esa mirada. Claramente la linea editorial es otra, mucho más “moderada”, en defensa de la gestión que viene llevando el Presidente Alberto Fernández, con un discurso muy cercano al de la derecha que hace unos años se “combatía” desde las cámaras de ese canal.

            En marzo último, Jorge Rial estrenó programa de entrevistas. En horario central del domingo el entrevistado fue Javier Milei,. Llevar al representante de la derecha más recalcitrante a un programa de entrevistas no es inocente: es favorecer la llegada de este personaje a la opinión pública, darle aire a su discurso ultraliberal, negacionista y antiderechos.

            Otro ejemplo, durante las sesiones que trataron el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, los micrófonos y cámaras estuvieron a disposición de quienes venían a legitimar este acuerdo. Con un discurso de festejo a la democracia por el apoyo de los legisladores del PRO al oficialismo, muchos de los periodistas arengaban contra quienes fuera del Congreso protestaban por este acuerdo y por el pago a la deuda externa fraudulenta. Aplica aquí al Canal antes crítico la frase popular “nació incendiario y luego se hizo bombero”. Pocas voces críticas aún quedan en el Canal ubicado en Chacarita.

Con la plata de todxs

            El gasto oficial en publicidad entre diciembre 2020 y agosto 2021 fue de un total de $7.563 millones de pesos repartidos en 2432 medios. De esos millones el 68% se lo llevan 25 conglomerados o grupos mediáticos. 

            Son 8 los sistemas en los que está repartida la pauta oficial: TV Abierta, TV Cable e Interior, Gráfica Nacional e Interior, Cine, Radio AM, Radio FM, Vía Pública y Digital.  A su vez cada sistema contiene a distintos medios.

            En el sistema TV Cable e Interior el que más dinero se llevó en este breve periodo es TN con $ 232 millones y el segundo es  C5N con $ 223 millones, siendo el Grupo Indalo el tercero en recibir más plata por pauta oficial: algo así como $556 millones.

            Mientras ese presupuesto es repartido entre los grandes grupos mediáticos, vemos como los medios alternativos reciben migajas de la torta estatal. Lo mismo ocurre con el Cine y los productores independientes.

            La situación del fomento del cine (nacional e independiente), las bibliotecas populares, los medios populares y la producción de música va empeorando. La Ley  27.432 sancionada durante la reforma tributaria en 2017 y aún vigente dejará en diciembre de este año sin fondo a la cultura nacional mediante la eliminación de asignaciones impositivas que financiaban estas producciones, las bibliotecas populares y los medios comunitarios. Se seguirá recaudando pero este dinero irá al Tesoro Nacional y en este contexto de entrega será para pagar la deuda externa. Y significa un nuevo golpe a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, destruida por decretos macristas y jamás reivindicada por el actual gobierno.

            Les trabajadores cinematográficos vienen denunciando la continuidad de las políticas de ajuste impuestas por el macrismo, no sólo con la reducción de presupuesto sino con la existencia de trabas para el cobro de montos ya acordados y la falta de priorización a las producciones independientes.

            Los institutos que nuclean a las actividades de la cultura como el INCAA, el INAN, INT, la CONABIP y el FOMECA quedarán sin un peso para el fomento de producciones locales, de llegada en territorio como las bibliotecas populares o de ampliación de voces como los medios comunitarios.

            Con ellos se pierden miles de fuentes de trabajo. También se coarta el derecho a la cultura de todes; no sólo de disfrutar de estas producciones como espectadores sino también el derecho a poder producir cultura. Se pone en juego también nuestra identidad como pueblo, de poder contarnos, crear y mostrar lo nuestro. Se deja así en las garras de la maquinaria cultural imperialista, que con sus contenidos también conforma discursos e influyen en opinión pública. Una hegemonía decide lo que vemos y también va moldeando la mirada de cómo nos vemos.

            Reclamamos que se derogue esta ley que afecta a la cultura de múltiples formas y que coarta nuestro acceso a ella, y se destinen recursos a los medios comunitarios y producciones independientes. Repudiamos la represión en la puerta del INCAA (a cargo de la policía de CABA), apoyamos la lucha de les trabajadores del Cine y exigimos la libertad y total desprocesamiento de quienes fueron detenides en esta lucha.

MARÍA ALANIZ

Contiuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación