SÍGANOS EN

Beatriz Perosio

8M en la calle y luchando

Publicado

el

            Este 8 de marzo las mujeres y disidencias salimos a marchar y luchar por nuestros derechos y como parte del activismo, las de la agrupación Beatriz Perosio. Como lo hacemos  todos los días desde nuestras casas, barrios y trabajos. También desde los merenderos y comedores donde militamos. Marchamos por todas y cada una de las mujeres que de una u otra manera estamos siendo vulneradas en los espacios en que nos movemos. Nosotras y nosotres nos movilizamos por la cifra interminable de femicidios que se agravó en esta pandemia por la violencia machista. Todos los días la violencia patriarcal se cobra la vida de una mujer. Según La Casa del Encuentro solo en enero y febrero del 2022 la cifra de mujeres asesinadas por el machismo asciende a 58 y se suman dos transfemicidios. Exigimos políticas públicas y presupuesto efectivo para luchar contra este flagelo, sin ello cualquier declaración por parte del Estado es letra muerta.

            Según datos del INDEC el 42% de la población se encuentra en la línea de pobreza; las mujeres, disidencias e infancias son las más afectadas. “LA POBREZA TIENE CARA DE MUJER”. La pandemia trajo grandes desventajas en el aspecto laboral para las mujeres, situación que desde el movimiento feminista venimos denunciando hace años. La doble explotación que sufre este sector a las tareas laborales fuera de la casa se le suma las tareas de cuidado en el hogar sin remuneración y sin ser parte del proceso productivo social.

            Esta situación de desigualdad también afecta de forma negativa en la remuneración  percibida por nosotras/es que en promedio recibimos  alrededor de un 30 % menos que los hombres por las mismas tareas. El llamado techo de cristal deja afuera a las mujeres de los puestos jerárquicos o de decisión en la mayoría de los ámbitos laborales. La desocupación nos afecta en un gran porcentaje o con puestos laborales precarizados.

            El acuerdo  con el FMI traerá graves consecuencias a la población Argentina y mucho más a las mujeres y disidencias. Somos nosotras/es a quienes nos impacta con mayor intensidad las consecuencias de estos acuerdos y las exigencias planteadas por este organismo internacional. Es por ello que rechazamos este acuerdo y decimos que la deuda es con nosotras/es y no con el FMI.

            Exigimos trabajo digno, vivienda y educación. Libertad a las presas políticas, Libertad a Milagro Sala. Aparición con vida de Lichita. Justicia por las niñas Carmen y Lilian asesinadas por el Estado paraguayo infanticida.

            Las mujeres y disidencias alzamos la voz y decimos que nosotras/es también nos hubiésemos defendido como Higui acusada de asesinato a uno de los agresores sexuales que quisieron violarla en grupo. Basta de femicidios sin condena, basta de feminizar la pobreza, basta de impunidad machista. Las compañeras de la Beatriz Perosio en Buenos Aires, Salta y Córdoba estuvimos presentes en las marchas y los actos. Las nuestras no son palabras, es militancia.

TERE DEL VALLE

Contiuar leyendo
Click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EDICIÓN DIGITAL

LINKS DE INTERÉS

Partido de la Liberación